15 de Junio de 2017 (*) actualizado a las 19:35

El escritorio del futuro ya está aquí: trabajar tumbado es más cómodo, también más saludable

( @davidvillarreal ) el

Desde California nos llega el sueño de cualquiera que trabaje pasando muchas horas delante del ordenador. ¿Cómo se puede reinventar la ergonomía y el diseño de un escritorio? Partimos de una base, prácticamente inamovible, la de acomodarnos en una silla frente a un escritorio con una base horizontal sobre la que reposar la pantalla, el teclado, y el ratón. ¿Y si optásemos por tumbar la silla e inclinar el escritorio? Los creadores del Altwork Station aseguran que esta tecnología no solo hará que trabajemos más cómodos, sino que también mejoremos nuestra higiene postural y seamos más productivos. ¿En serio?

El diseño del Altwork Station parte de estudios médicos que alertan de los peligros de trabajar sentados. En un momento en el que hasta comer hamburguesas en establecimientos de comida rápida se ha asociado con el cáncer, puede sonar a broma, pero no lo es. Una mala postura puede generar problemas muy serios en espalda y lumbares. Algunos estudios además apuntan que aquellos que pasamos buena parte del día sentados en una silla tenemos un 54% más de probabilidades de sufrir un ataque al corazón.

Esa es la razón por la cual comenzó a imponerse otra moda, la de los Standing Desk, escritorios situados a una altura más elevada de lo habitual para permitirnos trabajar de pie. En esa línea, la Altwork Station quería perfeccionar aún más la postura del que trabaja 8 horas diarias frente al ordenador.

Mucho me temo que para reducir nuestras probabilidades de sufrir un ataque al corazón no solo tendremos que inventar nuevos escritorios, sino también llevar una vida sana, cuidar nuestra alimentación y hacer ejercicio.

En cualquier caso, la Altwork Station pretende centrarse precisamente en la inteligencia de utilizar diferentes posturas. Desde 3.900 dólares (3.567 euros) tienes un escritorio que te permite inclinar el asiento hasta permanecer completamente tumbado. El escritorio, por otro lado, ha sido diseñado para sostener la pantalla, un portátil, y evitar que el ratón y el teclado caigan mediante un sistema de base magnética. Ver análisis en Mashable.

Esta estación de trabajo no solo te facilita trabajar en una posición más reposada, mediante una estructura articulada y ajustes eléctricos, sino también escoger la posición adecuada para la tarea que llevemos a cabo en cada momento del día. De manera que, por ejemplo, empecemos a trabajar sentados para llevar a cabo nuestras tareas más exigentes, y a lo largo del día busquemos una posición reclinada y más relajada.

Fuente: Altwork

altwork-station-05

Comentarios...

  1. José Labrador

    Esta idea es totalmente errónea. Lo digo por mi propia experiencia. Hace algunos años tenía problemas lumbares persistentes que me impedían estar sentado mucho rato. Me busqué la vida para poder seguir usando el ordenador en casa, horas y horas.. y desarrollé yo mismo unos atriles para poder usarlo acostado en la cama… Al principio parecía buena idea, era muy cómodo para las cervicales, pero a la larga comencé a darme cuenta que esta posición cambiaba por completo los movimientos naturales del cuerpo. El brazo del ratón comenzó a resentirse, y me surgieron contracturas en las piernas: es muy antinatural estar tanto tiempo con el cuerpo completamente estirado.

    Abandoné la cama, y me pasé a la segunda opción que aparece en el artículo: un sillón con reposapiés y reposacabeza. Al principio parecía buena idea… pero a la larga resultó matador. Desarrollé una contractura en la cadera que me costó superar.

    De modo que las dos posiciones que propone el artículo como más saludables o más cómodas resultan a la larga muy perjudiciales para la musculatura.

    Mi conclusión es que la única postura “natural” (no siendo natural) para usar el ordenador es ante una mesa y con una silla. El cuerpo está más libre, se pueden mover más las extremidades. Las cervicales sufren, pero haciendo estiramientos luego no es grave: o no tan grave como estar horas con el cuerpo estirado en la cama o en un sillón con reposapiés.

    Los sofás con chaise longe deberían prohibirse. Sentado y con las piernas estiradas mucho rato provoca contracturas. Las piernas nunca deben estar ni cruzadas ni estiradas. Siempre plegadas y moviéndose de vez en cuando.

    Y mucho me temo que morirse de un infarto no es tan fácil. Si bastara con usar mucho la silla…las residencias de ancianos estarían vacías.

No está permitido comentar.