Cerrar CERRAR
MENÚ
Diariomotor TecmoviaSearch Icon
Coches autónomos
Logo Icon

3 MIN

Google no tiene dudas: las máquinas ya han superado al ser humano

Google está sacando provecho de cada accidente en el que se ve envuelto uno de sus coches autónomos. Superando ya la decena de incidentes con un coche autónomo de Google implicado, los responsables se sirven de estos para demostrar cómo la tecnología ya ha superado al ser humano en tanto a la seguridad durante la conducción. En todos y cada uno de los accidentes que han ocurrido, la culpa siempre fue del factor humano, lo cual nos invita a reflexionar sobre la realidad de la tecnología. Google no tiene dudas, afirmando de forma categórica que su tecnología es mucho más capaz de evitar un accidente que un ser humano bien entrenado.

Solo las acciones imprevisibles se le resisten al coche autónomo de Google, revelando que el factor humano es el rival a batir

El dilema está servido, pero los datos están ahí. Son millones los kilómetros que lleva recorridos Google en su proyecto de conducción autónoma, y durante esos kilómetros han sido muchas las situaciones a las que se ha tenido que enfrentar la tecnología para aprender y evolucionar. Con el paso del tiempo, la precisión y capacidad de la tecnología se ha visto mejorada de forma sustancial, permitiendo que a día de hoy Google ya trabaje en su propio coche para llevar al mercado de masas el coche 100% autónomo, el conocido como Google Car.

El jefe del proyecto de conducción autónoma de Google, Chris Urmson, ha sido quien ha vuelto a revelar datos sobre la actual capacidad de la tecnología. Ante situaciones de riesgo, la capacidad del sistema para monitorizar su entorno y actuar en consecuencia supera ampliamente la capacidad del ser humano para estar atento a cualquier eventualidad. Dicho esto, el coche autónomo de Google consigue evadir situaciones de riesgo, reaccionando de forma instantánea ante cualquier mínima posibilidad de accidente o colisión.

Aún así, Urmson admite que todavía hay ciertos aspectos a mejorar como es la capacidad de reacción de la tecnología ante acciones imprevisibles. Este es el gran reto de la tecnología a día de hoy, y aunque el objetivo de Google es dotar al coche autónomo de capacidad suficiente para controlar su alrededor en tiempo real, todavía es necesario seguir madurando el sistema para poder actuar en esas situaciones.

Fuente: AutomotiveNews En Tecmovia: El coche autónomo de Google está listo para llegar a las calles | ¿Qué se esconde tras los 11 accidentes del coche autónomo de Google?