Cómo evitar que los neumáticos de mi coche caduquen

Daniel Valdivielso  |  @valdi92  | 

Los neumáticos son uno de los elementos más importantes de nuestro vehículo. Son, al fin y al cabo, lo único que nos pone en contacto con el suelo, un factor clave para la seguridad -nuestra seguridad- que debemos cuidar y mantener. Como cualquier elemento expuesto a determinados agentes externos, los neumáticos se desgastan, incluso, cuando no se utilizan. ¿Puede un neumático caducar? ¿Es posible evitar ese proceso?

 

¿Cómo se construye un neumático? ¿Qué materiales se utilizan?

Un neumático moderno está construido utilizando decenas de componentes, aunque los principales son diferentes metales para la estructura interna, caucho, nylon, sílice y diferentes combinaciones de materiales orgánicos que le dan al neumático la elasticidad y la resistencia necesarias para poder soportar todo tipo de esfuerzos y, a la vez, deformarse lo necesario para mantener la adherencia al nivel más alto posible.

Fusion X64 Tiff File

Un neumático convencional se construye, por norma general, de dentro hacia fuera. Así, se superponen capas de elementos textiles, lonas con cables de acero, los denominados como "talones" (los laterales del neumático, los elementos que evitan que la llanta se salga del sitio), lonas, y bandas de rodadura para conformar, en una primera fase, algo que parece un neumático pero al que le falta un paso fundamental: el vulcanizado.

El vulcanizado es algo así como un proceso de "curado" en caliente del neumático, que es comprimido para conformar su aspecto definitivo, dotando además al exterior de las características elásticas que necesita tener un neumático. Es tras el vulcanizado cuando por fin se puede hablar de un neumático en su forma definitiva.

Goodyear Neumatico Asymmetric 3 Suv 0618 030

 

¿Puede un neumático caducar? ¿Qué factores afectan a su integridad?

Cuando un neumático se fabrica, queda registrada la semana y el año de su fabricación, un dato que cualquier usuario puede consultar, ya que es visible en el lateral de la goma. Se trata de un dato numérico compuesto por cuatro cifras, de las cuales las dos primeras hacen referencia a la semana y las dos últimas al año de fabricación.

Ningún fabricante de neumáticos afirma que los mismos tengan "fecha de caducidad", pero sí reconocen que con el paso del tiempo sus propiedades se pueden ver afectadas. Son varios los factores que afectan al buen estado del neumático, aunque es cierto que se estandariza la cifra de 5 años para afirmar que un neumático deje de estar en condiciones ideales para su circulación.

Fecha Caducidad Neumaticos

Entre los factores que afectan a la calidad de un neumático una vez fabricado podemos encontrar, evidentemente, el paso del tiempo. Cuanto más tiempo tenga un neumático, peor: elementos como el caucho se resecan y pierden parte de sus capacidades elásticas. La meteorología es también otro factor "de riesgo": un vehículo que no ha circulado -o lo ha hecho muy poco- y ha sufrido las inclemencias del sol extremo o cambios de temperatura muy bruscos verán limitadas sus capacidades de forma prematura.

Un neumático almacenado correctamente -sin mucho peso encima y alejado tanto de la luz como de las temperaturas extremas- está en perfectísimo estado aunque hayan pasado dos o tres años desde su fabricación

 title=

 

Cómo evitar que los neumáticos caduquen

Si queremos aprovechar al máximo nuestros neumáticos, el mejor consejo es también el más sencillo: usarlos de forma razonable y equilibrada, sin preocuparnos excesivamente por su desgaste o su "no-desgaste". Es complicado que un neumático caduque, aunque es cierto que si es sometido a condiciones muy exigentes es posible que su deterioro se acelere en el tiempo.

Si, por ejemplo, tienes un juego de neumáticos que utilizas poco -pongamos que es un juego de neumáticos de invierno- es recomendable almacenar de forma correcta esos neumáticos cuando no se utilicen, en un lugar seco, alejado de la luz solar directa y en el que las variaciones de temperatura no sean extremas.

 title=

Si apenas usas tu coche es muy recomendable que no pase largas temporadas al sol, algo que no es beneficioso para ningún elemento del vehículo. Y es que la luz solar, los rayos UV, son muy agresivos con algunos componentes del neumático, entre ellos el caucho, por lo que un neumático que sufre largos periodos de tiempo al sol acelerará su desgaste.

Si no hay opción de que los neumáticos de tu coche estén protegidos de la luz solar, es también recomendable que los mantengas limpios: el polvo del ferodo de las pastillas de freno se acaba depositando, atacando al caucho. Además, existen protectores de gomas que protegen al caucho de la acción de los rayos ultravioleta, de forma que su acción no sea tan agresiva con el neumático.

Más artículos sobre los neumáticos

- Cómo revisar los neumáticos del coche
- Neumáticos e ITV: todo lo que debes saber

Ver todos los comentarios 0