Audi y Phoenix Racing se imponen en las 24 Horas de Nürburgring 2019

 |  @eloy_eg  | 

Cinco victorias en ocho años. La gran batalla entre marcas alemanas que es siempre la disputa de las 24 Horas de Nürburgring sonríe de forma cada vez más recurrente a Audi, que en su edición 2019 se impuso de la mano del R8 LMS GT3 de Phoenix Racing pilotado por Pierre Kaffer, Frank Stippler, Frédéric Vervisch y Dries Vanthoor. Aunque cruzaron meta con una vuelta de ventaja, distó mucho de ser un triunfo con autoridad, pues se beneficiaron de una sanción al Porsche de Manthey que había venido dominando la prueba.

Fue una carrera muy accidentada, algo achacable según algunas voces a la reducción de potencia en los GT3 por seguridad, forzando a tomar mayor riesgo en doblajes y adelantamientos. Mercedes marcó la referencia en clasificación, situándose dos unidades de Black Falcon en los dos primeros puestos, pero muy pronto en carrera asomó la cabeza Manthey Racing como favorito a la victoria final, dejando sus pilotos algún que otro adelantamiento espectacular por el camino.

Sin embargo lo que parecía un nuevo triunfo para un equipo íntimamente ligado al Nordschleife y esta carrera se esfumó cuando Laurens Vanthoor fue cazado a más velocidad de la debida bajo bandera amarilla, recibiendo cinco minutos y medio de sanción. La penalización terminó favoreciendo al coche de su hermano pequeño, que se impuso finalmente con un giro de ventaja sobre el auto de Manthey Racing.

Completó el podio uno de los Mercedes de Black Falcon (el #3), después de que la otra unidad, líder en los primeros compases, quedara relegada por un incidente y un pinchazo. También llamó la atención por otro aspecto negativo, al protagonizar un feísimo cerrojazo Gabriele Piana frente a René Rast... El mejor de los BMW, de Falken, acabó sexto, después de que buena parte de las unidades de la casa bávara quedaran fuera de carrera por accidente a las primeras de cambio, incluyendo el coche de Walkenhorst que debía pilotar Lucas Ordóñez. La Scuderia Glickenhaus obtuvo un 'top ten' (9º) que sabe a poco tras haber rozado el podio antes de contratiempos mecánicos durante la noche.

No fue una edición particularmente positiva para los pilotos españoles, pues al igual que Ordóñez, Carlos Arimón y el equipo íntegramente hispano formado por Joaquín Capsi, Álvaro Fontes, Toni Castillo y Guillermo Aso debieron abandonar por accidentes. Y aún más dolorosa fue la ausencia de Miguel Toril, originalmente inscrito con un GT4 de Black Falcon, equipo que terminó conquistando esa categoría. Entre los TCR el triunfo fue para el Honda de Dominik Fugel, Markus Östreich, Cedrik Totz y Tiago Monteiro.