Bajo la atenta mirada de su fisioterapeuta. Angela Cullen no podía evitar sonreír hacia Lewis Hamilton cuando este se sentaba por primera vez al volante de su nuevo Mercedes-AMG F1 W10 EQ Power+. El británico no podía evitar lanzar una exclamación mientras terminaba de ajustar todo antes de salir a rodar al Circuito de Silverstone. Si para un mortal es especial siempre que sales por el pit lane con un coche potente o de competición, parece que los pilotos del Olimpo del Motorsport también tienen un cosquilleo similar con la que va a ser su pareja de baile durante el resto del año.

Continuar leyendo »

En la presentación del vídeo en el que Max Verstappen y Pierre Gasly derrapaban sobre el hielo, Red Bull Racing confirmaba que iban a estar presentes durante la jornada de hoy en el Circuito de Silverstone, situación extraña ya que coincidían tanto en tiempo como en espacio con el shakedown que acostumbra a realizar Mercedes AMG F1 para mostrar por primera vez sus monoplazas. La escudería de las bebidas energéticas también se desplazaba al trazado británico desde su base en Milton Keynes y al igual que el W10, también realizaba el bautismo de fuego a su RB15.

Continuar leyendo »

La Fórmula 1 ha competido en todo tipo de climas a lo largo de sus más de 70 años de historia. Desde el calor infernal de algunas ediciones de los Grandes Premios de Bahréin o Dallas hasta el frío de Canadá, pasando por la lluvia torrencial de ciertas carreras en Japón y por supuesto, climas más moderados. Lo que se ha visto poco en la categoría reina es la nieve, como la que cayó durante la pasada pretemporada en el Circuit de Barcelona-Catalunya. En el BRDC International Trophy de 1973, la nieve hizo acto de presencia y lejos de ser solo un elemento cosmético o curioso, jugó un papel clave en la carrera, permitiendo que Jackie Stewart se impusiera a todo un superclase en condiciones complicadas como Ronnie Peterson. El escocés jugó sus cartas a la perfección y ganó la que sería su última carrera no puntuable disputada... y también vencida. De la misma forma, fue el último triunfo de Tyrrell en una de estas competiciones que quedaban fuera del calendario del Campeonato del Mundo.

Continuar leyendo »

El reasfaltado de los circuitos de carreras es un proceso esencial que deben llevar a cabo, en gran medida por el desgaste del pavimento después de un duro calendario de competiciones. Cuanto más ocupado esté el circuito, más vital se hace su reasfaltado y su reencuentro con la bondad del agarre al máximo nivel. No es esa confianza la que se ha dado en Silverstone, dónde un polémico reasfaltado realizado en 2018 dejó el trazado adecuado para las competiciones automovilísticas pero no para las motociclísticas después del paso de distintos campeonatos.

Continuar leyendo »

El nombre de James Hunt es a menudo recordado por sus duelos con Niki Lauda durante las temporadas de 1975, 1976 y 1977 de Fórmula 1. Un tiempo muy corto en el que dos pilotos tan distintos conectaron fuera de la pista y pelearon dentro de ella, llevándose mucho mejor que lo que la película "Rush" muestra. A menudo se menciona el argumento de lo sobrevalorado del británico, un piloto agresivo y con talento pero que apenas estuvo en lo más alto unos pocos años. En ese sentido, el film sí acierta en que Hunt no fue competitivo más tiempo por una falta absoluta de disciplina. Pero quienes no vivieron la época, a menudo no son conscientes de que el talento de James Hunt se había notado mucho antes de llegar a McLaren, siendo considerado como una estrella en ciernes. Una de las primeras instancias fue fuera del mundial, en un BRDC International Trophy de Silverstone en 1974, en el que al volante de un Hesketh logró su primer éxito en un Fórmula 1.

Continuar leyendo »

La Fórmula 1 tiene una constante elevada de aficionados atraídos por la velocidad de sus coches, los caracteres de unos pilotos sin miedo y un distinto concepto del entretenimiento y el espectáculo. El campeonato de automovilismo más conocido del mundo sigue siendo uno de los más visitados a nivel global y la publicación del número de espectadores que fueron a sus carreras en 2018 reafirma dicha admiración, aunque las frías cifras esconden ciertos datos ligeramente menos halagüeños si se profundiza en ellas.

Continuar leyendo »

Durante la segunda mitad de la década de los años 70, el número de carreras no puntuables para el Campeonato del Mundo de Fórmula 1 fue cayendo poco a poco hasta desaparecer tras 1983. Hubo una época en la que la cantidad era mucho más elevada. La temporada de 1975 fue la última vez en la que hubo tres carreras no puntuables el mismo año, siendo dos de ellas en suelo británico, como mandaba la tradición. La segunda de ellas fue el BRDC International Trophy de Silverstone. Allí, una buena inscripción con varios pilotos punteros del mundial dio como resultado una entretenida carrera en la que Niki Lauda y Emerson Fittipaldi dieron espectáculo con una batalla que duró hasta la mismísima última vuelta. Una sola décima separó al ganador del segundo clasificado, con Mario Andretti completando un podio de altos vuelos.

Continuar leyendo »

Más allá de su popularidad fruto de su carácter genuíno aunque especialmente difícil, James Hunt se ganó los corazones de sus compatriotas por ser uno de los pilotos con más victorias en un Fórmula 1 en el Reino Unido. Aunque 'solo' ganó el Gran Premio de Gran Bretaña en 1977 en el año de defensa de su título, Hunt se impuso hasta en cuatro ocasiones en carreras no puntuables de Fórmula 1. La tercera de ellas fue en el circuito de Silverstone, casi un mes de su primer triunfo al volante de un McLaren en otra carrera no puntuable. En el BRDC International Trophy de 1976, la única visita de la categoría reina al trazado donde el Mundial empezó en 1950, James Hunt se llevó la victoria en un fin de semana marcado por varias curiosidades históricas. Una de las curiosas innovaciones del fin de semana fue la del "Pit Walk"; los espectadores podían pasearse por el carril de boxes durante un tiempo limitado para ver de cerca los monoplazas. Con el tiempo, esto se ha convertido en una costumbre que desafortunadamente ha quedado limitada para los VIP's. En aquel entonces, cualquier espectador podía acercarse para ver los espectaculares coches.

Continuar leyendo »

Gran Bretaña fue durante las primeras décadas de historia de la Fórmula 1 una auténtica cuna de pilotos, equipos e incluso carreras. Puesto que la normativa internacional limitaba el número de carreras mundialistas a una por país, ello hacía que el Reino Unido se quedara con varios eventos de Fórmula 1 de primer nivel sin una validez expresa para el Campeonato del Mundo. Pero aunque no hubiera puntos en juego, sí había premios económicos, lo que hacía que estas carreras tuvieran cierta afluencia entre los equipos locales y de zona media, para los cuales había un incentivo claro en tomar parte en estas carreras no puntuables. Una de las clásicas anuales era el BRDC International Trophy, que se alternaba el papel de carrera no puntuable con la Race of Champions de Brands Hatch; cuando un circuito tenía el Gran Premio de Gran Bretaña, el otro tenía la carrera no puntuable y viceversa. En 1978 se disputó la última edición del BRDC International Trophy, una carrera con una historia prestigiosa que se despidió con Keke Rosberg venciendo bajo un diluvio espectacular.

Continuar leyendo »

Nadie parecía estar en disposición de frenar la racha victoriosa de Toyota GAZOO Racing en el Mundial de Resistencia hasta que se confirmaba la decisión de los comisarios antes de la medianoche del domingo al lunes. Los dos TS050 LMP1 Hybrid eran descalificados y por lo tanto despojados del que hubiera sido su tercer doblete en lo que llevamos de años. La victoria de Rebellion además apretaba la batalla por el Campeonato del Mundo de equipos a pesar de que hasta ahora el equilibrio de prestaciones no había sido tal.

Continuar leyendo »