El Gran Premio de Canadá es una de las citas más históricas del Campeonato del Mundo de Fórmula 1. Desde su primera edición puntuable en 1967, solo en tres ocasiones no hubo carrera: 1975, 1987 y 2009. Por lo demás, el Circuit Gilles Villeneuve ha sido una sede reconocida, apreciada y amada por los pilotos y equipos a pesar de las incomodidades logísticas. Pocos recuerdan que hubo carreras en otros dos trazados como el peculiar Mont-Tremblant y el original, un Mosport Park que mantiene su trazado idéntico a día de hoy bajo el nombre de Canadian Tire Motorsport Park. La primera carrera del mundial fue ganada por Jack Brabham en una cita marcada por la presencia de la lluvia que resultó decisiva para la lucha por el título entre los equipos Brabham y Lotus. El doblete del equipo australiano con Jack Brabham por delante de Denny Hulme decantó la balanza a su favor, mientras Dan Gurney completó el podio.

Continuar leyendo »

Entre los años 50 y los años 70, el Reino Unido fue un auténtico centro de operaciónes de la Fórmula 1, aún más que hoy en día. Si en la actualidad la mayoría de equipos están allí, en aquel entonces la proporción era parecida con el añadido de tener varias carreras de la categoría reina a lo largo de cada año natural. Varias visitas a Silverstone, Brands Hatch... y hasta Oulton Park. Este peculiar circuito tuvo su momento de gloria entre los años 60 y principios de los 70, en unos años en los que varias citas trajeron a los mejores pilotos de Fórmula 1 del mundo a competir allí por el oro. Esta era llegó a su fin en 1972, con la última edición del International Gold Cup en el que Denny Hulme se impuso en la última carrera de Fórmula 1 en este escenario. Técnicamente, a finales de la década de los 70 la Fórmula 1 volvería a Oulton Park a través del certamen británico, la llamada "Fórmula Aurora". La categoría volvería pero con coches 'desfasados' y pilotos que poco tenían que ver con las grandes estrellas mundialistas. En el Reino Unido, la edición de 1972 es por lo tanto la última cita 'real' de la Fórmula 1 en Oulton Park.

Continuar leyendo »

A lo largo de los años 60 y los años 70, la normativa conocida como Fórmula 5000 reservada para monoplazas de 5000 centímetros cúbicos nació y creció en popularidad hasta cotas nunca antes vistas, llegando a tener campeonatos en Europa, América y Oceanía. En un momento dado en los años 70, había más competiciones y más monoplazas de Fórmula 5000 por el mundo que de Fórmula 1, gracias a su precio reducido y su buen rendimiento en pista. Además, lo espectacular de su pilotaje y su sonido los hacía muy populares. Durante varios años, las carreras no puntuables de Fórmula 1 permitieron la participación de los coches de F5000 para rellenar parrillas. En especial, la Race of Champions y el BRDC International Trophy solían invitar a los mejores pilotos de las carreras disputadas el día antes al evento principal para darle un punto más atractivo al fin de semana con un duelo entre F1 y F5000. Entre todas estas ocasiones, solo en una logró ganar la Fórmula 5000; fue en Brands Hatch con motivo de la Race of Champions de 1973, con Peter Gethin y su Chevron oficial imponiéndose a la Fórmula 1 en 'su casa'.

Continuar leyendo »

A lo largo de la historia del automovilismo, multitud de pilotos han tenido tendencias interdisciplinares. Ver a pilotos de Fórmula 1 compitiendo en Estados Unidos o en el mundo de la resistencia o incluso disputando carreras de Fórmula 2 no era una rareza. Incluso hubo casos como los de John Surtees, varias veces campeón del mundo de motociclismo que se pasó a la Fórmula 1. También Mike Hailwood lo intentó, llegando a disputar grandes premios de Fórmula 1 y de motociclismo el mismo fin de semana. Fernando Alonso se une a este selecto club de pilotos de la máxima categoría que exploran otras categorías; un tema fascinante que vale la pena explorar y por ello repasamos las diez apariciones más destacadas de pilotos de Fórmula 1 en otras categorías. El criterio general es el de tener a pilotos que combinaran su tiempo en la Fórmula 1 con sus otras actividades. De ahí que no se tenga en cuenta historias fascinantes como las de Nigel Mansell o Emerson Fittipaldi.

Continuar leyendo »

Aunque este año dejó de existir, el legado del piloto neozelandés mantiene su vigencia en Manfeild, lugar donde nació y creció, y donde además recientemente se estableció que la pista de carreras ubicada en la región sea renombrada como Circuito Chris Amon. Por tal razón, en un evento programado para el 11 de febrero, en el que Jacky Ickx será orador de honor, se honrará la memoria de Amon mediante la publicación de una selección de fotografías, diapositivas y películas inéditas.

Continuar leyendo »