CERRAR
MENÚ
DiariomotorLogo Diariomotor

4 MIN

Cuidado con poner en peligro a los ciclistas si no quieres conocer las nuevas multas de la DGT

Elena Sanz Bartolomé | 2 May 2022
Supuesto Adelantar Ciclista Linea Continua Prohibido 04
Supuesto Adelantar Ciclista Linea Continua Prohibido 04

La Ley de Tráfico, en vigor desde marzo de 2022, ha dedico un especial capitulo a la protección de los usuarios más vulnerables de la vía entre los que se encuentran las bicicletas. Ganan seguridad, pero también tienen nuevas obligaciones: este escenario creado por la Dirección General de Tráfico se traduce en nuevas multas para los conductores que ponen en peligro a los ciclistas y para los ciclistas que no cumplen la normativa.

Nuevas multas para los conductores

Una de las principales novedades que afecta a los conductores está vinculada a los adelantamientos. El Artículo 35.4 de la Ley de Tráfico establece cómo hay que llevar a cabo este movimiento y las sanciones por no seguir la norma, que son más severas. A esto se suman otras sanciones relacionadas con el carril-bici.

Adelantar en carreteras con un carril por sentido

A la hora de adelantar a un ciclista en una carretera con un carril para cada sentido, el conductor del vehículo sigue estando obligado a dejar una distancia lateral mínima de 1,5 metros. Puede, para ello, ocupar la vía contraria (incluso cuando hay línea continua) y si la maniobra pone en peligro a algún usuario, deberá esperar. Hasta aquí nada cambia.

Las modificaciones llegan con la sanción que implica no respetar esa distancia: antes implicaba una pérdida de cuatro puntos en el carnet de conducir que ahora es de seis. Lo que sí se mantiene en la cuantía económica: 200 euros de multa.

Adelantar en carreteras con más de un carril por sentido

Las cosas cambian en las carreteras que tienen más de un carril por sentido. Hasta ahora, la DGT y las autoridades de Tráfico aconsejaban cambiarse de carril para adelantar a un ciclista o a un grupo de ellos: ha dejado de ser una recomendación para convertirse en una obligación. Los vehículos tienen que ocupar el carril contiguo para llevar a cabo el adelantamiento dejando la mayor distancia posible para que, en consecuencia, haya más seguridad.

Incumplir esto supone, según el Artículo 76.c de la Ley de Seguridad Vial, cometer una infracción grave que está penada con una sanción económica de 200 euros.

Adelantar entorpeciendo a los ciclistas

Aquellos conductores que al adelantar a un ciclista o ciclistas les pongan en peligro o entorpezcan a los que circulan en sentido contrario estarán cometiendo una infracción grave. Su correspondiente multa será de 200 euros.

Carril-bici

La Ley de Tráfico establece nuevas sanciones para los conductores que paren o estacionen su vehículo tanto en un carril-bici como en una vía específica para bicicletas. Una acción que está considerada como infracción grave y, por lo tanto, castigada con 200 euros.

Multas para los ciclistas

Como adelantábamos antes, con la Ley de Tráfico, los ciclistas tienen más obligaciones relacionadas con el uso de dispositivos y la tasa cero de alcohol. Esta última sólo afecta a los menores de edad que se decanten por este medio de transporte: deberán hacerlo sin haber consumido nada.

Por otro lado, hay gestos que han sido considerados como infracciones graves y cometerlas supone para los ciclistas multas de 200 euros. Son los siguientes casos:

  • Cuando circulen sosteniendo y usando el teléfono móvil con las manos
  • Cuando circulen con el teléfono ajustado entre el casco y la cabeza
  • Cuando circulen con auriculares

Los ciclistas en la ciudad

El Reglamento General de Circulación establece que, en la ciudad, los ciclistas tienen que circular pegados al borde derecho de la calzada. La DGT, no obstante, les recomienda hacerlo por el centro del carril para evitar el peligro que entraña ese lateral. Normativa y consejo estaban en conflicto hasta que entró en vigor la Ley de Tráfico.

El Artículo 15 estable que “como norma general y muy especialmente en las curvas y cambios de rasante de reducida visibilidad, el vehículo circulará en todas las vías objeto de esta ley por la derecha y lo más cerca posible del borde de la calzada, con las excepciones que reglamentariamente se determinen, manteniendo en todo caso la separación lateral suficiente para realizar el cruce con seguridad”. La clave reside en la siguiente frase: “Con las excepciones que reglamentariamente se determinen”.

Este matiz es la llave para modificar su circulación por la ciudad en la reforma que se va a hacer del Reglamento General de Circulación: el objetivo es establecer que los ciclistas deban circular por el centro de la calzada, algo que sólo estaba incluido en algunas ordenanzas municipales.