CERRAR
MENÚ
DiariomotorLogo Diariomotor

5 MIN

Guía sobre los nuevos límites de velocidad en la ciudad de la DGT: normativa, calles, multas...

Elena Sanz Bartolomé | 16 May 2021
Limite 30 02
Limite 30 02

Contenido

Las urbes españolas cambian su escenario desde el 11 de mayo de 2021: según los datos de la Dirección General de Tráfico, entre el 70% y el 80% de sus calles reducirán su ritmo de circulación de 50 km/h a 30 km/h o 20 km/h dependiendo de la vía. Por ello, hemos elaborado una guía sobre los nuevos límites de velocidad en las ciudades.

Antes de meternos de lleno la normativa, en los tipos de calles afectadas o en las multas que impondrán a aquellos conductores que no respetan los nuevos límites, queremos explicaros por qué se ha modificado la circulación urbana. El objetivo no es otro que reducir y frenar la creciente siniestralidad urbana.


¿Por qué a 30 y a 20 km/h?

Los datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS) asegura que en un accidente a 30 km/h el riesgo de que un peatón pierda la vida es hasta cinco veces menor que si circula a 50 km/h. Los datos que maneja la DGT van por el mismo camino: rebajar los límites de velocidad urbanos reduce en un 80% el riesgo de perder la vida en un atropello. Y añaden una cifra más: en esa misma situación, a 50 km/h el 90% de los peatones fallece y a 30 km/h ese porcentaje disminuye hasta el 10%.

No hay que olvidar, además, otros beneficios como la reducción a la mitad del ruido ambiental, aunque todavía queda por ver cuál será su efecto en la contaminación de las ciudades o en el funcionamiento de los coches ya que la circulación a 30 km/h o a 20 km/h exige ir en marchas más cortas y con el coche más revolucionado.

La normativa

El pasado 10 de noviembre se modificó el Reglamento General de Circulación para introducir los nuevos límites de velocidad de las ciudades españolas. Aunque su publicación en el Boletín Oficial del Estado (BOE) se produjo al día siguiente, el plazo establecido para que la nueva normativa entre en vigor ha sido de seis meses. Se trata de una moratoria para que los ciudadanos tuvieran tiempo de conocer las nuevas medidas y las urbes pudieran adaptar la señalización.

Los nuevos límites de velocidad en las ciudades

Centramos ahora el foco en los nuevos límites de velocidad: son tres y cada uno de ellos afecta a un tipo diferente de vía.

  • 20 km/h: calles de plataforma única en las que la acera y la calzada están al mismo nivel.
  • 30 km/h: calles con un único carril para cada sentido de la circulación.
  • 50 km/h: calles que tienen dos o más carriles para cada sentido de la circulación. No obstante, si se trata de un vehículo con mercancías peligrosas el límite será de 40 km/h.

A esto tenemos que añadir dos puntualizaciones que nos ayudarán a cumplir correctamente la normativa. Por un lado, los carriles reservados para la circulación de determinados usuarios o del transporte público no se contabilizarán a la hora de establecer los límites. Y, por otro, en las vías que tienen un único carril los ayuntamientos podrán rebajar los límites y aumentar, como máximo, hasta 50 km/h siempre que se señalice de forma específica.

Las calles en las que se producen los cambios son las de plataforma única y las que tienen un carril por sentido

Las multas de velocidad en ciudad

Como os comentábamos al principio, el incumplimiento de estos límites de velocidad implica la llegada de nuevas multas en función de la clasificación de la infracción cometida: grave o muy grave. En consecuencia el castigo económico oscilará entre los 100 y los 600 euros sin olvidar la pérdida de puntos en el carnet de conducir.

Calles a 20 km/h

En las calles limitadas a 20 km/h, las sanciones serán las siguientes:

  • 21-40 km/h: 100 euros sin puntos
  • 41-50 km/h: 300 euros y 2 puntos
  • 51-60 km/h: 400 euros y 4 puntos
  • 61-70 km/h: 500 euros y 6 puntos
  • Más de 71 km/h: 600 euros y 6 puntos

Calles a 30 km/h

Estas serán las multas en las calles cuyo límite es de 30 km/h:

  • 31-50 km/h: 100 euros sin puntos
  • 51-60 km/h: 300 euros y 2 puntos
  • 61-70 km/h: 400 euros y 2 puntos
  • 71-80 km/h: 500 euros y 6 puntos
  • Más de 81 km/h: 600 euros y 6 puntos

Calles a 50 km/h

Y, por último, las infracciones en las calles limitadas a 50 km/h se castigarán así:

  • 51-70 km/h: 100 euros sin puntos
  • 71-80 km/h: 300 euros y 2 puntos
  • 81-90 km/h: 400 euros y 2 puntos
  • 91-100 km/h: 500 euros y 6 puntos
  • Más de 101 km/h: 600 euros y 6 puntos

Penas de cárcel

Si un conductor supera en 60 km/h la velocidad permitida el castigo perderá su permiso y, además, la sanción puede convertirse en una pena de cárcel puesto que, según establece el Artículo 379 del Código Penal, está considerado un delito contra la seguridad vial y penado “con prisión de tres a seis meses o con una multa de seis a doce meses o con trabajos en beneficio de la comunidad de treinta y uno a noventa días, y, en cualquier caso, con la de privación del derecho a conducir vehículos a motor y ciclomotores por tiempo superior a uno y hasta cuatro años”.