CERRAR
MENÚ
Diariomotor EléctricosLogo Diariomotor Eléctricos

4 MIN

Patinetes eléctricos sin seguro, ¿quién compensa a las víctimas de sus accidentes?

Elena Sanz Bartolomé | 17 Dic 2021
Patinetes Seguro  01
Patinetes Seguro  01

Los patinetes eléctricos han llegado a las ciudades para quedarse, pero a medida que crece el número de usuarios que apuesta por esta forma de movilidad también lo hace el mal uso y los accidentes. Las cifras de incidentes relacionadas con estos vehículos se han disparado y por ello, queremos responder a una pregunta que se plantea mucha gente: ¿quién compensa a las víctimas en un accidente con un patinete eléctrico si éstos no tienen seguro?

La Dirección General de Tráfico, en su revista, recoge algunas cifras sobre la actual situación de los patinetes: según Línea Directa, en los últimos tres años se han contabilizado 1.300 accidentes de VMP con víctimas y, al menos, 16 fallecidos. La consultora GFK desvela que en 2018 se vendieron 237.000 unidades y en 2019 llegaron a las 306.000: en 2020 la demanda de patinetes eléctricos aumentó un 142%. Miles de vehículos que circulan sin seguro.

Permiso de circulación

Y lo cierto es que pueden hacerlo porque la ley lo permite. El Real Decreto 1507/2008 sólo exige una póliza obligatoria para “todos los vehículos idóneos para circular por superficie terrestre e impulsados a motor incluidos ciclomotores, vehículos especiales, remolques y semirremolques, cuya puesta en circulación requiera de una autorización administrativa”. Y es aquí donde está la clave: la autorización administrativa es el permiso de circulación. Los patinetes eléctricos son vehículos impulsados a motor, pero no deben cumplir este requisito para circular.

Queda, por lo tanto, bajo la responsabilidad de cada uno de los usuarios contar con un sistema de protección en forma de seguro ya que circular por la vía pública puede convertirse en una actividad de riesgo derivada de la convivencia con otros vehículos y con los peatones. Una póliza garantizaría que todas las responsabilidades derivadas de un accidente quedarían cubiertas: sin ella, ¿quién responde ante la víctima?

¿De quién es la responsabilidad?

El Colegio General de Mediadores de Seguros apunta que muchos conductores de patinetes eléctricos están cubiertos por la póliza multirriesgo de su vivienda, que suelen incluir una cobertura de responsabilidad civil para el asegurado y para el resto de los implicados. Algo que serviría en un incidente provocado por estos vehículos. ¿Y si no existe este seguro o el conductor se da a la fuga? En el primer caso el responsable tendría que responder con su patrimonio y en el segundo el Consorcio de Compensación de Seguros podría hacerse cargo de los daños si se acreditan convenientemente los hechos.

La postura de la DGT

¿Y la DGT qué opina de todo esto? En palabras de Francisco de las Alas-Pumariño, Jefe de la Unidad de Normativa, consideran “necesario desarrollar una modalidad de seguro obligatorio que cubra la responsabilidad civil por daños y lesiones causados por estos vehículos. Las empresas de alquiler de vehículos de movilidad personal tienen un seguro de responsabilidad civil, pero en el caso de los particulares, que son propietarios de uno de estos vehículos, hoy por hoy, no existe la obligación del aseguramiento y esto no debe depender de la diligencia del propietario”. O lo que es lo mismo: la Dirección General de Tráfico vería bien que la obligatoriedad de una póliza para patinetes eléctricos.

Los seguros para patinetes

Y lo cierto es que no es ni complicado ni caro contratar un seguro específico para este tipo de vehículos. En el mercado ya existen algunas soluciones para aquellos que, de forma voluntaria, quieren protegerse y proteger.

AXA cuenta con un seguro de responsabilidad civil con un límite de indemnización de hasta 1.200.000 euros con un sublímite por víctima de 300.000 euros. Los costes varían en función de estos límites, pero hay productos desde 20 euros al año. Línea Directa, por su parte, ha lanzado Vivaz Safe&Go. Se trata de un seguro de pago por uso para usuarios de patinetes eléctricos y otros VMP: es digital, cuesta dos céntimos el minuto y, según su uso, se activa o desactiva desde el teléfono móvil.