CERRAR
MENÚ
DiariomotorLogo Diariomotor
Normativa

3 MIN

Abrir la puerta del coche, ese gesto tan simple y cotidiano por el que te puedes llevar una multa

Elena Sanz Bartolomé | 8 Mar 2022
Multa Abrir Puerta  01
Multa Abrir Puerta  01

Abrir la puerta del coche para bajarnos es algo tan normal que, muchas veces, lo hacemos sin tener en cuenta las consecuencias que puede tener: la forma en la que llevas a cabo este gesto puede traducirse en una multa que castiga una infracción leve. ¿La razón? Entraña peligro para otros usuarios de la vía como el resto de vehículos, motos o ciclistas.

Sí, es una sanción de lo más tonta que se puede evitar con una acción que deberían llevar a cabo todos los ocupantes de un vehículo: echar un vistazo a los retrovisores para comprobar que es posible abandonar el coche de forma segura. Aunque pienses que estamos describiendo una situación excepcional, lo cierto es que pasa más veces de las que crees.

Regulado en el RGC

El Reglamento General de Circulación y, más concretamente, el Artículo 114 regula la apertura de las puertas de un vehículo. En este apartado se prohíbe llevar a cabo este gesto con el coche en marcha y obliga a todos los ocupantes (conductor y acompañantes) a asegurarse de que sus movimientos no son peligrosos para el resto de usuarios de la vía.

Se prohíbe llevar abiertas las puertas del vehículo, abrirlas antes de su completa inmovilización y abrirlas o apearse de aquél sin haberse cerciorado previamente de que ello no implica peligro o entorpecimiento para otros usuarios, especialmente cuando se refiere a conductores de bicicletas

Una norma que no sólo se aplican a las puertas tradicionales que están presenten en la mayoría de los modelos. También afecta a otras como las suicidas y las correderas, habituales en furgonetas, camper o vehículos comerciales: en este caso son especialmente peligrosas para motos y bicicletas. A esto hay que añadir el especial cuidado que hay que poner al bajarse de ellas para evitar el propio atropello, un frenazo o un volantazo.

Multa por abrir la puerta de forma incorrecta

Abrir la puerta del vehículo sin comprobar que no existe riesgo para nadie está considerado como una infracción leve. La multa, por lo tanto, puede ser de hasta 80 euros sin pérdida de puntos en el carnet de conducir.

Lo cierto es que es complicado captar al infractor en el momento exacto ya que los agentes tendrían que estar en lugar y en el momento exacto para comprobar que un pasajero ha abandonado el coche de forma incorrecta. No obstante, si el vehículo perjudicado cuenta con una ‘dash cam’ las cosas pueden cambiar porque tendría imágenes que prueban la infracción.

Abrir las puertas ‘a la holandesa’

Una manera de salir del coche de forma segura y evitar, así, la correspondiente multa es abrir la puerta ‘a la holandesa’. Se trata de una técnica muy extendida en Países Bajos (de ahí su nombre) que consiste en accionar la maneta con la mano derecha. La razón es sencilla: este gesto nos obliga a girar el tronco y el cuello dándonos una visión de todo lo que ocurre por detrás del vehículo. Con esta información sabremos si es posible bajarnos sin poner en riesgo nuestra seguridad y la de los demás.