CERRAR
MENÚ
DiariomotorLogo Diariomotor
Mecánica

4 MIN

¿Qué pasa si me quedo sin AdBlue en medio de un viaje?

Elena Sanz Bartolomé | 14 Jul 2021
Diesel R33 Adblue Gasolinera 0119 01
Diesel R33 Adblue Gasolinera 0119 01

Se ha convertido en un elemento imprescindible en la mayor parte de los coches diésel. No es para menos ya que su misión pasa por reducir sus emisiones para que los citados modelos cumplan con la normativa Euro 6 y posteriores. Hablamos, claro está, del AdBlue. En Diariomotor hemos tratado el tema con numerosos artículos y guías, pero hoy queremos resolver una duda que nos plantean muchos usuarios: ¿qué pasa si me quedo sin AdBlue en medio de un viaje?

El AdBlue es una solución de urea que se emplea en aquellos motores diésel que utilizan la tecnología SCR, la encargada de reducir las emisiones nocivas de óxidos de nitrógeno (NOx) que se producen durante la combustión. Por lo tanto, no es un complemento opcional: es un requisito imprescindible para estos vehículos.

El consumo de AdBlue

El consumo del AdBlue varía en función del tipo de coche y de la mecánica, pero, como en todo, hay medias que nos sirven de orientación: las cifras promedio oscilan entre 1 y 2 litros cada 1.000 kilómetros. El depósito que contiene esta solución puede tener una capacidad de entre 10 y 30 litros así que la duración puede ir desde los 5.000 hasta los 15.000 kilómetros, aproximadamente.

Para evitar imprevistos, los coches impulsados por un motor diésel con AdBlue se encargan de avisar cuando el nivel comienza a disminuir de forma arriesgada. Normalmente, después de arrancar, aparece un aviso en el cuadro de instrumentos si quedan 2.000 kilómetros de autonomía. Cuando esta cifra baja a mil, esa notificación se queda fija.

Dos situaciones

Si a pesar de las alertas que te ha mandado el coche te has quedado sin AdBlue, serán dos escenarios en los que te puedes encontrar: tranquilo en ninguno de ellos vas a sufrir una avería. Si tu vehículo está parado y detecta que el depósito de AdBlue está vacío, no arrancará. El proceso habitual pasa por llamar a la grúa para llevarlo al taller, resetear la unidad de control y reponer el citado líquido.

Si estás en medio de un viaje, el coche, por seguridad, no se detendrá… aunque puede que lo notes distinto. A nivel práctico, limitará el rendimiento del motor variando los parámetros de combustión. Su capacidad de aceleración se puede ver limitada y el motor podría no superar un cierto régimen de giro. O lo que es lo mismo: perderá potencia o prestaciones y, además, emitirá más partículas.

No te pares: sigue circulando hasta una estación de servicio en la que tengan disponibles surtidores de AdBlue. Si te detienes, te encontrarás en la situación anterior: el coche no arrancará y no podrás continuar el viaje.

Los peligros de circular sin AdBlue

Por último, queremos aprovechar para dejar constancia de los riesgos que implica circular sin AdBlue. No hay que olvidar que sin él, buena parte de los coches diésel que circulan por la carretera no superarían ni las pruebas de homologación ni la ITV. En los casos más extremos, los agentes de tráfico pueden llegar a multar a un conductor si comprueban que el depósito de esta solución está vacío.

Como decíamos antes, hoy en día casi todas tienen un surtidor de AdBlue y una garrafa de este líquido nunca sobra en el maletero.

Nuestras guías sobre AdBlue y diésel

* AdBlue: lo que todo conductor de diésel debería conocer
* ¿Cuánto dura el depósito de AdBlue?
* 7 preguntas y respuestas sobre el AdBlue de mi diésel
* El precio y el consumo de AdBlue de los diésel modernos
* Cómo rellenar el depósito de AdBlue
* El AdBlue y los problemas que puede generar
* Por qué comprar, o no, un diésel con AdBlue