Recientemente os ofrecíamos una comparativa del trío de compactos premium llegados de Alemania, hablamos de Audi A3, BMW Serie 1 y Mercedes Clase A. Automóviles que en el mejor de los casos, es decir, con una mecánica poco potente y un equipamiento muy modesto, ascienden a 23.000 euros. La batalla resulta de lo más interesante, más allá de la valoración del cliente hacia cada coche. Las ventas de cada modelo bien podrían ser un reflejo de la fortaleza de cada marca en nuestro país, ya sea por la reputación ganada a lo largo de años o por la inversión en publicidad y marketing más reciente.

Continuar leyendo »