Las preparaciones sobre la base del nuevo Dodge Challenger son una constante en el SEMA, tal y como lo son las llevadas a cabo sobre su principal competidor, el nuevo Chevrolet Camaro. Estos dos muscle car buscan recrear aquellos jóvenes años 70, cuando el petróleo costaba unos dos dólares el barril y cualquier joven podía permitirse conducir un deportivo con motor V8 de enorme cilindrada. En mi opinión, el Classic Design Concepts Group 2 Widebody Challenger es un nostálgico perfecto.

Continuar leyendo »