He de reconocerlo. No soy un amante de los SUV en general. Hay algunas excepciones, y una de ellas es el fantástico Dodge Durango SRT 392, que tuve el privilegio de poder probar hace dos años en Estados Unidos. Más que un SUV, era un muscle car con la carrocería de un todocamino, y por ello me pareció un vehículo impresionante y repleto de carácter. Con 475 CV y un 6.4 V8 HEMI atmosférico, no eché de menos más motor, pero Dodge nunca estuvo de acuerdo conmigo. Nos acaban de presentar al nuevo Dodge Durango SRT Hellcat: el SUV de producción más potente* de todos los tiempos.

Continuar leyendo »