Mercedes-Benz quería su negocio de motocicletas. Con BMW con una larga trayectoria en el negocio de las dos ruedas, y Audi comenzando a recoger los primeros frutos de ese gran golpe de efecto que fue la adquisición de Ducati, Mercedes-Benz no quería quedarse fuera de esta fiesta en la que siempre han querido estar, tal vez con la pasión del que sentía esa necesidad, cual amante despechado, por haber dejado que Ducati acabase en manos de uno de sus grandes rivales. Mercedes-AMG y MV Agusta ya han firmado oficialmente su acuerdo. Pero, ¿cuáles son las claves de este negocio?

Continuar leyendo »

31 de octubre de 2014