La idea de un Porsche Boxster tipo barchetta nunca puede sonar mal. Corría el año 2015 y en Porshe a alguien se le ocurrió idear un coche que retomase la filosofía de los Porsche más ligeros de los viejos tiempos. Y el resultado fue este que veis aquí, un Boxster monoplaza, sin techo, sin parabrisas e incluso sin tiradores para abrir las puertas. Aunque se gestó hace cuatro años, se había mantenido en celoso secreto hasta ahora y ha pasado directamente a convertirse en uno de esos modelos que formará parte de los Porsche más raros de la historia.

Continuar leyendo »