Bugatti, Bentley, Audi y la propia Volkswagen están convencidas de que los motores en W son la mejor apuesta a la hora de hablar de altas prestaciones. Una configuración única, rara incluso, pero escondiendo un diseño y unos ideales muy concretos que han permitido hablar de configuraciones tan diferentes como aquel Volkswagen Passat movido por un ocho cilindros, el renacer de una marca como Bentley alrededor de un único propulsor W12 o el todavía más imposible dieciséis cilindros firmado por una Bugatti de récords. ¿Por qué? ¿Por qué las grandes firmas del Grupo Volkswagen rinden pleitesía a los motores W?

Continuar leyendo »