27 de diciembre de 2018 (*) actualizado a las 13:43

Amortiguadores que generan energía eléctrica en cada bache, el nuevo desafío de Audi

( @ClaveroD ) el

Audi podría convertirse en el primer fabricante en recuperar energía del trabajo que realizan los amortiguadores en cada bache que asimilan. Coincidiendo con la presentación del Audi A3 e-tron, el jefe del departamento de I+D de Audi, Dr. Ulrich Hackenberg, ha desgranado los primeros detalles de este nuevo desafío tecnológico. La idea, de apariencia sencilla, supone todo un reto a nivel técnico, aunque desde Audi aseguran estar dispuestos a llevar este diseño a producción.

Toda energía aprovechable tiene sentido

Suspensión regenerativa para automóviles, mucho más cerca gracias a ZF

En Tecmovia, durante el mes de Agosto de 2013, nos hicimos eco de un sistema de suspensión regenerativa desarrollado por ZF y Levant Power Corporation. El principio de diseño era idéntico al que describe Audi, si bien en ZF no dudaban en señalar los importantes retos que suponía su entrada en producción.

En palabras de Hackenberg, el gran reto de la suspensión regenerativa es conseguir un verdadero aporte energético a lo largo de su trabajo. Con cada nuevo movimiento que describa el amortiguador, en lugar de desperdiciar la energía cinética en forma de calor, se aprovecharía dicha variación de la posición para generar corriente eléctrica.

Audi A3 e-tron

Existen diversas fórmulas válidas para llevar a cabo esta transformación energética. ZF emplea un conjunto hidráulico encargado de transformar la variación de presión hidráulica al absorber un bache, en energía eléctrica almacenable en baterías. Audi no ha desvelado detalles, pero otra solución posible podría estar en aprovechar la energía que se produce al interferir el vástago del amortiguador en un campo electromagnético.

La clave de este diseño está en el movimiento constante que describen los amortiguadores durante el uso del vehículo. Ni mucho menos estamos ante una fuente de generación de ingentes cantidades de Wh, pero a buen seguro podría ofrecer un punto más de mejora en eficiencia energética.

Audi A3 e-tron

A título personal, el verdadero hándicap de esta tecnología es la relación coste de implantación/mejora real ofertada. La evolución de cada sistema como parte de un todo es el camino a seguir. Hasta hace unos años, cualquier mínima mejora conseguía un importante recorte en el consumo. Ahora, estas mejoras son mínimas de forma aislada, obligando a implantar diversos elementos de una sola vez para conseguir cifras similares, aunque con un coste mucho mayor.

Fuente: Autoexpress.co.uk
En Tecmovia: Suspensión regenerativa para automóviles, mucho más cerca gracias a ZF

Comentarios...

No está permitido comentar.