Publicidad

Via-T de Bip&Drive

Utilizar carreteras de peaje no tiene por qué resultar excesivamente caro, o incómodo, por la problemática de tener que parar a pagar en la correspondiente cabina. Es por eso que los sistemas de telepeaje se imponen como la solución más adecuada para el usuario de peajes y también sistemas de telepeaje con descuentos como el Via-T de Bip&Drive. La idea que persigue este sistema es la de ofrecer un dispositivo de telepeaje gratuito, con una tarifa de utilización muy económica (12€ al año, IVA no incluido), pagos unificados y pingües descuentos. Una solución dirigida específicamente a particulares y empresas.

Las ventajas de Bip&Drive

* Entre las ventajas de este sistema, la más evidente es su comodidad. El sistema inalámbrico Via-T permite pagar automáticamente sin parar en la barrera, es decir, utilizando el carril de pago Via-T del peaje.
* El sistema Bip&Drive no requiere compromisos de permanencia y el cliente tiene derecho a darse de baja en cualquier momento, si no está satisfecho, y recibir la devolución de su cuota de 12€+IVA al año prorrateada.
* El sistema de pago también es flexible, el cliente cuenta con la posibilidad de que este se realice mediante cuenta bancaria o tarjeta.
* Los gastos pueden controlarse desde un espacio privado en internet y recibir una factura unificada mensual.
* Existen numerosos descuentos a los que acogerse, según nuestros recorridos, la autopista escogida, habitualidad o ser residente de la zona.

bip-drive-08

El sistema no solo resulta interesante para el particular usuario habitual de peajes, sino también para el usuario de parkings. Bip&Drive también permite el acceso a parkings del territorio nacional que disponen de acceso mediante Via-T, sin recoger ticket, ni esperar en la barrera, así como de beneficiarse de sus descuentos.

Para las empresas también resulta muy útil para mejorar la eficacia de la flota y controlar los gastos desglosados por coche y dispositivo.

¿Cómo funciona Bip&Drive?

La instalación del dispositivo de telepeaje es tan sencilla como colocarlo adherido a la luna delantera del coche. El cliente recibe el dispositivo en 48 horas a partir de su suscripción. Una vez instalado, el pago de cada peaje se tramitará inmediatamente según crucemos el carril del peaje identificado por la señal Via-T. Los carriles para telepeaje cuentan con una barrera que se abre automáticamente cuando el coche pasa a velocidades inferiores a 30 km/h.

Más información: VIA-T de Bip&Drive