+
Elige tu coche favorito:
Ver
x

Un Pontiac transparente de 1939 a subasta en RM Auctions

  (@jose_garcia) el 11 de junio de 2011

Pontiac Deluxe Six transparente

Las cosas que normalmente no son transparentes tienen ese punto de atracción curiosa cuando se convierten en objetos transparentes. Da igual que sea un teléfono, un monitor de televisión, una mesa o como es en este caso, todo un señor coche. Un 1939 Pontiac Deluxe Six hecho expresamente para New York World’s Fair de 1940. Una bonita pieza de exhibición.

En la actualidad las marcas también hacen uso de este tipo de “escaparates con ruedas” para mostrar sus novedades tecnológicas en los grandes salones del automóvil. Uno de los que más me impactó recientemente fue el Nissan GT-R que había expuesto en el Salón de Ginebra de 2008, seccionado completamente desde delante hacia atrás en un ángulo de unos 45º. Esto es más o menos lo mismo, pero con un concepto diferente. Dejar ver las entrañas del coche a través de una carrocería de plexiglas.

Pontiac Deluxe Six transparente

No todo el coche es transparente y la base utilizada para montar esa carrocería transparente de plexiglas es el chasis de un 1939 Pontiac Deluxe Six, que sigue siendo opaco a la vista. Aún así, a través de la carrocería se puede ver perfectamente el resto de los componentes del coche, desde la suspensión, el motor a parte del interior por la parte baja. Las ventanas no cuenta para eso.

El proceso de construcción de este coche transparente fue único y se dice que es el primer coche transparente fabricado en Estados Unidos. Eso sí, a un precio exagerado para la época puesto que los datos que tienen en RM Auctions es que su coste de producción ascendió hasta los 25.000 dólares de la época. Una verdadera barbaridad hablando de un coche de hace 70 años.

Pontiac Deluxe Six transparente

Pontiac Deluxe Six transparente

Pontiac Deluxe Six transparente

Pontiac Deluxe Six transparente

Una bonita obra de arte que se subasará en RM Auctions el próximo 30 de julio y que se espera que llegue a superar los 300.000 dólares, con estamaciones que apuntan hasta cerca del medio millón de dólares. Si tuviese dinero para comprar algo así, no sería para conducirlo, le asignaría un sitio de honor en el salón de mi mansión. No os quepa la menor duda…

Fuente: Hemmings
En Diariomotor: Llantas transparentes, lo último desde el SEMA








publicidad

Viajamos a la sede de Mercedes AMG para conocer las primeras impresiones del Mercedes-AMG GT...

Redes Sociales

Más de 20.000 personas nos siguen en Twitter. ¿Te lo vas a perder?




publicidad