La revolución del TDI está cerca: Volkswagen estrenará muy pronto un 2.0 TDI biturbo, con compresor eléctrico y 272 CV

( @davidvillarreal ) el

Sorpresa más que agradable la que nos llega desde Wolfsburgo, desde los cuarteles generales de Volkswagen en Alemania. Los compresores eléctricos, los e-booster según la denominación de Volkswagen, llegarán antes de lo que esperábamos a los concesionarios. Volkswagen ha encontrado la llave para ofrecer un motor diésel de cuatro cilindros, ahorrador y muy potente, con un tacto y unas prestaciones más próximas a las que logran sus motores de seis cilindros, con un diésel de 2.0 litros, biturbo, con compresor eléctrico y 272 CV de potencia. Una noticia realmente importante y probablemente el avance más relevante de sus diésel desde la introducción del turbo y el common rail.

La llegada de los compresores eléctricos a los TDI de Volkswagen será la evolución más importante del diésel desde la introducción del turbo y el common-rail.

Hace unos días mi compañero Mario llegaba de Cerdeña para contarnos su experiencia en la prueba del nuevo Volkswagen Passat y su motor 2.0 Bi-TDI de 240 CV, un biturbo potente, divertido y, sobre todo, suave. Este verano servidor viajaba a Suecia para probar los últimos avances de Audi, los prototipos V6 TDI de compresor eléctrico, quedando gratamente sorprendido de lo que puede ofrecer esta tecnología y deseando verla muy pronto en motores más pequeños, de cuatro cilindros.

Y sin más dilación, aunque sin concretar la fecha de su lanzamiento, ya podemos adelantaros que la fusión del nuevo 2.0 Bi-TDI y el compresor eléctrico, dará lugar a este nuevo motor.

Volkswagen 2.0 Bi-TDI compresor eléctrico

Este es el aspecto de un compresor eléctrico

Más allá de que este cuatro cilindros logre prestaciones dignas de un V6 TDI, su mejor virtud, su salto cualitativo, será ofrecer una respuesta casi inmediata del diésel al acelerador.

De momento, Volkswagen no nos ha proporcionado demasiados detalles, más allá de que este motor contará con una recirculación de gases adaptada al sistema eléctrico de compresión, con una válvula de bypass que gestionará la actuación casi instantánea del compresor eléctrico y, posteriormente, la entrada en funcionamiento progresiva de los dos turbos.

Y es que, más allá del hecho que damos por supuesto, que las prestaciones de este diésel de cuatro cilindros serán equiparables a las de sus motores de seis cilindros, y su eficiencia, probablemente, mejorará los registros del 2.0 Bi-TDI que ya conocemos (5,3 litros/100 kilómetros en el nuevo Passat con tracción 4MOTION), sus mejores virtudes serán otras. Como ya os decíamos este verano, los compresores eléctricos bien podrían ser la nueva revolución del TDI de Audi y Volkswagen, conseguir, desde la inmediatez de respuesta y contundencia en todo su régimen de revoluciones que ofrece este sistema de sobrealimentar un motor, transformar por completo la experiencia de conducción del diésel.

En fin, estaremos muy atentos a las noticias que nos lleguen desde Wolfsburgo, porque esta es solo una de las novedades que Volkswagen nos presentará en los próximos días. Entre otros avances, ya os adelanto que hablaremos de un nuevo DSG de 10 relaciones y de un nuevo sistema de Start&Stop de última generación que será capaz de propulsar por sí mismo al coche, desconectando por completo el motor térmico, a velocidades de hasta 7 km/h.

Fuente: Volkswagen
En Diariomotor: ¿Por qué los compresores eléctricos serán la nueva revolución del TDI de Audi y Volkswagen?

Volkswagen 2.0 Bi-TDI compresor eléctrico

Esquema de un motor V6 TDI de Audi con compresor eléctrico