Por qué deberías desactivar, o no, el Start/Stop de tu coche diésel. Foto 2 de 4.