CERRAR
MENÚ
DiariomotorLogo Diariomotor
Normas de circulación

3 MIN

El truco más antiguo para evitar los radares de la DGT no es infalible y te puede costar miles de euros en multas

David Villarreal | @davidvillarreal | 31 May 2022
Matricula Ciclomotor Tapada Radar Dgt
Matricula Ciclomotor Tapada Radar Dgt

Lo que entendemos como un radar de velocidad de la DGT consta en realidad de dos elementos, un cinemómetro, un sistema capaz de identificar la velocidad a la que circula un vehículo; y un dispositivo de reconocimiento óptico, una cámara que captura la "prueba del delito" y que es capaz de leer la placa de matrícula para proceder a tramitar la correspondiente sanción.

El protagonista de esta historia recurrió al truco más antiguo para evitar la acción de un radar impidiendo el funcionamiento de este último elemento, del dispositivo de reconocimiento óptico.

Pero, como veremos a continuación, este truco no es infalible, y finalmente fue cazado por los agentes de Tráfico.

El truco más antiguo para evitar los radares de la DGT

La Policía Municipal de Pamplona nos mostraba las imágenes del usuario de un ciclomotor, que al pasar por un radar tapaba la placa de matrícula de su vehículo. Se trata de un radar urbano, en la cuesta de Beloso en Pamplona, que comenzó recientemente a sancionar los excesos de velocidad.

Según los agentes, se trataba de un infractor reincidente. El ciclomotor había pasado reiteradamente por el mismo radar tapando la placa de matrícula, para evitar ser sancionado.

No sabemos cómo procedió exactamente la Policía Municipal de Pamplona para cazar al ciclomotor que, repetidamente, había pasado por el radar tapando la matrícula. Pero sí sabemos que finalmente fue localizado y denunciado por todas las infracciones cometidas. Y como veremos a continuación, las sanciones que puede enfrentar van mucho más allá del mero hecho de haber superado los límites de velocidad.

Una infracción realmente grave

Por el artículo 10 de la Ley sobre Tráfico, que la matrícula de un coche no se lea correctamente es sancionable y velar por su visibilidad es responsabilidad del conductor:

El conductor debe verificar que las placas de matrícula del vehículo no presentan obstáculos que impidan o dificulten su lectura e identificación

Pero eso no es todo, podríamos estar ante un caso aún más grave, de incumplimiento del apartado 6 del artículo 13, que equipararía esta infracción a la de equipar inhibidores de radares. Y es que, claramente, el usuario del ciclomotor de esta historia interfiere en el funcionamiento del radar.

6. Se prohíbe instalar o llevar en los vehículos inhibidores de radares o cinemómetros o cualesquiera otros instrumentos encaminados a eludir o a interferir en el correcto funcionamiento de los sistemas de vigilancia del tráfico, así como emitir o hacer señales con dicha finalidad. Asimismo se prohíbe llevar en el vehículo mecanismos de detección de radares o cinemómetros

Y recordemos que este tipo de sanciones, por interferir en el funcionamiento de los cinemómetros, utilizar inhibidores de radar o, incluso, el mero hecho de llevar instalado un inhibidor de radar, conlleva una multa de 6.000€ y la retirada de 6 puntos del carné.