Por qué no debes utilizar agua caliente para quitar el hielo del parabrisas de tu coche

David Villarreal  |  @davidvillarreal  | 
Hielo Parabrisas Coche

¿A quién no le ha pasado? Aparcas tu coche en la calle, a la intemperie, y tras una noche fría, invernal, o incluso unas horas, al regresar te encuentras con que el parabrisas está cubierto por una sólida capa de hielo. Lo primero que deberíamos hacer, sin duda, es resolver este problema. Iniciar la marcha con la visibilidad es un riesgo al que jamás nos deberíamos exponer. Quitar el hielo del parabrisas de tu coche inadecuadamente, por ejemplo utilizando agua caliente, puede agravar el problema, e incluso destrozar el parabrisas. ¿Qué podemos hacer entonces?

 

Esto es un buen ejemplo de lo que te puede suceder si arrojas agua caliente sobre el parabrisas de tu coche cubierto de hielo.

No utilices agua caliente para quitar el hielo de tu coche

Aunque a muchos les pueda parecer una solución razonable, para alegría de muchos talleres dedicados a la reparación y sustitución de lunas de coche, emplear agua caliente para retirar el hielo del parabrisas no es, en ningún caso, una buena idea. El agua caliente, efectivamente, eliminará el hielo con rapidez y efectividad. Pero someter al parabrisas de tu coche a un contraste térmico tan acusado conlleva un riesgo realmente alto de fractura, tal y como recordaba estos días la Guardia Civil en Twitter.

¿Qué podemos hacer entonces para retirar el hielo del parabrisas efectivamente, sin dañarlo, ni empeorar la situación?

Soluciones para retirar el hielo del parabrisas del coche

 

1) Accionar el limpiaparabrisas no suele funcionar. Si funciona, es que el parabrisas de nuestro coche estaba cubierto por una fina capa de escarcha, o rocío, tan fina como para ser considerada una verdadera placa de hielo.

Hielo Coche Liquido Limpiaparabrisas

Utilizar un limpiaparabrisas con una composición cuya fórmula haya previsto las temperaturas invernales, como el que puedes encontrar en este enlace de Amazon por algo más de 10 euros, también ayuda, pero no siempre evitará que tengamos que utilizar una rasqueta.

 

2) Accionar también el líquido limpiaparabrisas, generalmente, puede empeorar la situación, congelándose este líquido y haciendo que la capa de hielo aumente y se enturbie aún más. No obstante, existen líquidos limpiaparabrisas específicos pensados para el invierno, que sí pueden resultarnos útiles para este fin. Un conductor previsor, acostumbrado a aparcar a la intemperie, debería anticiparse al otoño rellenando el depósito de líquido limpiaparabrisas de su coche con un producto enfocado al invierno y también saber hasta qué punto el líquido que emplea puede lidiar con una capa de hielo más o menos gruesa.

 

3) Arrancar el motor, dirigir el aire de la calefacción hacia el parabrisas y conectar la luneta térmica, ayudan, pero es un proceso lento, especialmente si las lunas están cubiertas por una capa de hielo considerable.

 

Hielo Coche Rasqueta Michelin

Esta rasqueta Michelin está disponible en este enlace de Amazon por menos de 6 euros.

4) La rasqueta es infalible. Utilizar una rasqueta diseñada específicamente para limpiar el parabrisas es muy útil y es una solución sencilla y económica. Recomendamos llevar siempre una en el coche. No obstante, es importante utilizar una rasqueta adecuada y diseñada para tal fin, que suelen ser de plástico, o combinaciones de plástico flexible y goma, para evitar arañazos en el parabrisas.

 

5) Alcohol y otros líquidos limpiaparabrisas anticongelantes. En combinación con las anteriores y, sobre todo con la rasqueta, resulta especialmente recomendable pulverizar el hielo del parabrisas con una mezcla de agua y alcohol, o líquido limpiaparabrisas anticongelantes, lo cual nos ayudará a acelerar el proceso.

Ver todos los comentarios 0