Cómo limpiar el exterior del coche de forma rápida y barata

Limpiar Coche Seat Leon Cupra Volkswagen Golf R

Limpiar un coche es un experiencia terapéutica para un verdadero amante de los coches. Limpiar el coche es un proceso que puede tener grados de "profundidad" muy variados. Grados que van desde un detallado de decenas de horas, a una simple limpieza rutinaria, para mantener el coche con un aspecto presentable. En este artículo no te vamos a enseñar a hacer un detallado, pero te vamos a enseñar cómo dejar tu coche extremadamente limpio, sin apenas esfuerzo, con un gasto mínimo de dinero, y sin invertir en la limpieza tres horas. Este artículo se centra en la limpieza del exterior del coche, no en su interior.

 

Lávalo con una lanza a presión, no en un túnel de lavado

Nuestro primer consejo es que evites a toda costa los túneles de lavado tradicionales. Por varios motivos. El primero es que las cerdas de sus rodillos acaban llenando la pintura de tu coche de microarañazos, que serán muy patentes en cuanto al coche le de el sol. Pero el principal motivo es porque no limpian el coche tan bien como tú lo harías. Es el equivalente a la comida rápida en cuanto al lavado de coches. Y nosotros no queremos que vayas a un McDonald's, queremos que vayas a uno de esos restaurantes de siempre, que por 10 euros te dan un fantástico menú del día casero.

Los túneles de lavado no están siempre bien mantenidos, y en muchos, sus rodillos tienen duras cerdas de nylon que rallarán tu carrocería.

Olvida los túneles de lavado y acude a un autolavado con lanzas a presión. Hay autolavados dedicados, pero también los puedes encontrar en muchas gasolineras - mi autolavado de confianza es el de una gasolinera Repsol, sin ir más lejos. Por apenas tres euros o cuatro euros, dejo mi coche como los chorros del oro. Pero antes de empezar a lavarlo, te recomendamos que hagas acopio de una serie de materiales, sin los que no podrás lavar tu coche de forma tan efectiva. Se pueden resumir en tres: una toalla de secado, un guante de microfibra y un descontaminador férrico para llantas.

Como Limpiar Coche 3

 

Cómo limpiar tu coche

Dirígete a tu autolavado y aparca el coche. El primer paso consiste en aplicar un descontaminador férrico a las llantas. Es un producto que ataca el ferodo depositado en las llantas, ese polvillo negruzco generado por las pastillas de freno, que ensucia las llantas y se limpia con dificultad. Tras probar varios descontaminadores, utilizo Liqui Moly 1597 (ver artículo en Amazon). Se rocía sobre la totalidad de las llantas, y se deja actuar durante unos cinco minutos. Puedes aprovechar las pequeñas colas que se forman en el autolavado para aplicarlo y dejar que vaya actuando.

Esto es un simple lavado de mantenimiento, no una limpieza exhaustiva ni una descontaminación de la carrocería.

Tras pasar al box de lavado, echa un par de euros a la máquina y comienza a rociar el coche con agua. Empiezo con un programa de aclarado, con el que rocío toda la carrocería de agua, mojándola y arrastrando parte de la suciedad. Cuando el coche está ya mojado, y parte de los residuos se están reblandeciendo, paso a un programa de enjabonado, con agua caliente. A unos 10 centímetros de la carrocería, me encargo de ir limpiando toda su suciedad y sus manchas. Resulta mágico ver cómo vuelve a brillar a ojos vista, y cómo las llantas recuperan todo su brillo al aclarar el descontaminador férrico.

Pongo especial énfasis en los cristales y frontal, donde más mosquitos e insectos acaban pegados, especialmente en verano. No te preocupes si en la primera pasada no salen. Cuando todo el coche está bien enjabonado y los residuos más grandes se han despegado, paso por los cristales el guante de microfibra (ver producto en Amazon), que está diseñado para atrapar la suciedad en su interior - al contrario que un trapo o una esponja, que la arrastraría contra la carrocería del coche. También lo paso por los faros, la calandra o la parte inferior del paragolpes.

Como Limpiar Coche 1

Encontrar un buen autolavado es como encontrar un buen taller de confianza.

A continuación, paso al programa de aclarado/abrillantado de carrocerías. Para aclarar el coche adecuadamente, hay que pulverizar el agua a presión a unos 20-30 centímetros de distancia de la carrocería, dirigiendo el chorro siempre de arriba a abajo. Empieza por el techo, y luego pasa a las lunetas y el parabrisas. Termina con las puertas, el frontal, el portón del maletero y las llantas. Si queda algún mosquito, tras varios minutos mojado y reblandecido, saldrá sin problema alguno en este momento. Cuando estés satisfecho - y se acabe el tiempo de lavado - sal del box de lavado, y aparca a la sombra.

 

Seca el coche a mano

Dejar el coche al sol hará que se seque demasiado rápido. El propio sol o el movimiento del aire en marcha también lo secará, pero te garantizo que quedarán marcas en la carrocería y cristales, que pronto afearán el coche. Para secar el coche a mano utilizo un par de grandes toallas de microfibra, que absorben varias veces su peso en agua. Uso estas toallas de grandes dimensiones desde hace dos años, y estoy francamente encantado con cómo funcionan (ver producto en Amazon). El método adecuado para secar el coche consiste en extenderlas sobre el panel a secar, y tirar desde dos de sus esquinas, dejando que arrastren y atrapen el agua.

Las típicas gamuzas de secado pueden forzar residuos contra la carrocería, rayándola. Asegúrate de quitar la etiqueta de toallas y trapos antes de usarlos.

No hagas presión sobre la carrocería: además de ser innecesaria, podrías causar microarañazos. Si la toalla se satura de agua, escúrrela a mano, y usa la segunda toalla. Con dos toallas secas, suelo secar el coche entero sin dificultad. Presta atención a zonas complicadas, como la calandra, bajo los tiradores de las puertas, o la parte inferior de los paragolpes. Un trapo pequeño de microfibra puede ayudarte a llegar a las zonas con más recovecos. No olvides secar las llantas: si no lo haces, en cuanto empieces a rodar empezarán a salpicar la carrocería, llenándola de pequeñas gotas que afearán el resultado final.

Como Limpiar Coche 2

Este proceso íntegro de limpieza puede llevarte 20 o 30 minutos, pero puede llevar incluso menos tiempo si tienes cierta práctica. El coche quedará como los chorros del oro, mucho más reluciente y brillante - el secado a mano marca la diferencia de forma clara. Por último, no olvides pasar un trapo de microfibra (aquí puedes comprar un pack de 24 trapos por "cuatro duros") por los vanos de las puertas, por el interior de la tapa del depósito de combustible o por el vierteaguas del parabrisas. Pequeños detalles que apenas consumen tiempo, pero que marcan la diferencia en su conjunto.

La guinda al pastel la pone una rápida aplicación de un abrillantador de neumáticos, pero esto es un paso completamente opcional.

Para la próxima entrega os hablaremos de cómo limpiar el interior adecuadamente, y qué productos usar para que quede impecable. Ahora bien, la receta para que no llueva al día siguiente que lavas tu coche no la tenemos. Aún no hemos perfeccionado la técnica del baile de la lluvia.

Ver todos los comentarios 0