comscore
MENÚ
Diariomotor

5 MIN

La importancia de rotar los neumáticos: desgaste homogéneo y mayor vida útil para tus gomas

Rotacion Neumaticos

Los neumáticos del coche están sometidos a un desgaste constante, fruto del propio uso del coche. En Diariomotor te hemos enseñado a maximizar su vida útil mediante consejos para su cuidado, como no tocar bordillos o mantener la presión a su correcto nivel. Otro de los consejos para maximizar la duración de los neumáticos - y ahorrar, para qué engañarnos - es el que os vamos a contar hoy. En este artículo os vamos a hablar de la importancia de rotar los neumáticos, logrando un desgaste mas homogéneo y una vida útil más amplia en buenas condiciones.

Por qué es importante rotar los neumáticos

La mayor parte de coches cuentan con dos ruedas motrices y un reparto de pesos desigual. A excepción de unos pocos vehículos, el desgaste de los neumáticos no va a ser idéntico eje a eje. En un coche de dos ruedas motrices, el propio funcionamiento del motor hará que desgastemos más rápidamente las ruedas que el motor mueve, especialmente si además son las directrices - es el caso de cualquier coche de tracción delantera. En el caso de un coche de tracción delantera, el reparto de pesos también produce un mayor desgaste en los neumáticos anteriores.

Los neumáticos del eje motriz de un coche de un tracción delantera pueden desgastarse a un ritmo dos veces superior a los del eje trasero.

En el desgaste de nuestros neumáticos también influye el par motor de nuestro coche y nuestro estilo de conducción. Sin entrar en la problemática de desgastes irregulares a causa de un mal inflado de los neumáticos o defectos de alineación de las ruedas, la rotación de los neumáticos garantizará un desgaste homogéneo entre las ruedas de ambos ejes. Es decir, igualará el desgaste del juego de neumáticos y garantizará que su agarre, prestaciones y estado sea consistente en el tiempo.

Si los neumáticos de tu coche fueron cambiados al mismo tiempo puedes llevar un control más estrecho de su desgaste y lograr que el juego se vaya desgastando al mismo tiempo. Si una pareja de neumáticos - siempre se cambian en parejas, por norma general - tiene significativamente menos desgaste que la otra pareja de neumáticos, es posible atrasar en el tiempo la rotación para igualar su desgaste al otro juego de neumáticos. Hay varias formas de hacerlo, pero el objetivo final es común a todos ellos.

En coches de tracción integral, la rotación es clave: garantiza que no tengamos desfases de rotación entre ambos ejes, sometiendo a tensiones innecesarias a la transmisión.

¿Ocurre algo si no rotamos los neumáticos del coche? No es una situación de vida o muerte, ni mucho menos, pero podemos encontrar efectos adversos en nuestras gomas. En coches pesados y grandes, o coches con una suspensión que no esté en perfecto estado, si no movemos de sitio los neumáticos de las ruedas no motrices, podemos encontrar taqueado en su banda de rodadura. El taqueado es un desgaste irregular que acorta la vida útil del neumático y compromete su integridad. Un neumático con muy poco desgaste general puede quedar inutilizado a causa del taqueado.

Como siempre, he aprendido esta lección a base de experiencia. Mi mecánico me advirtió del estado de mis neumáticos traseros, que llevaban 60.000 km montados sin apenas desgaste. Su banda de rodadura, en la cara interior, estaba taqueada, y en algunas partes incluso se atisbaban los alambres. Hubo que reemplazarlos inmediatamente. Rotar los neumáticos no solo es importante para equilibrar su desgaste, es importante para tu seguridad.

Briconsejo: aprovecha la rotación para reequilibrar los neumáticos si notas vibraciones en el tren de rodaje.

¿Cada cuántos kilómetros deben rotarse los neumáticos del coche?

Es una pregunta cuya respuesta depende del uso que el coche reciba y del tipo de neumático. Cada fabricante de neumáticos recomienda un kilometraje diferente para su rotación. En un coche que solo haga carretera y monte neumáticos duros de baja resistencia a la rodadura, podemos rotar los neumáticos cada 15.000 o incluso 20.000 km. En un coche con compuesto blando, sometido a mucho desgaste - pensando en coches deportivos de disfrute, o con incursiones en circuito - o que solo ruede por zonas urbanas, ese kilometraje puede ser incluso de 5.000 km.

¿La mejor respuesta? Consúltalo con tu taller especialista en neumáticos, tienen el know-how y la experiencia para saber cuándo debes rotar tus neumáticos.

¿Cómo se rotan los neumáticos de un coche?

El acto de rotar los neumáticos, en sí mismo, es muy sencillo y rápido. La forma más rápida es montar el coche en un elevador o subirlo en unas borriquetas - si lo quieres hacer tú mismo. Lo que sí es importante es el orden en que se deben rotar los neumáticos. Ese orden varía en función de varios factores: el primero es el número de ruedas motrices del coche, si el coche es de tracción delantera, o trasera, y por último, si monta neumáticos asimétricos o direccionales.

Imagen: coches.com

-En un coche de dos ruedas motrices con neumáticos simétricos, los neumáticos de las ruedas motrices pasan a las ruedas no motrices en el mismo orden, mientras que los que estaban montados en las ruedas no motrices, pasan a las ruedas motrices, invirtiendo el lado de montaje.

-En un coche de tracción total, los neumáticos cambian tanto de eje como de lado, rotándose en diagonal. Este mismo esquema de rotación también es válido para los vehículos de dos ruedas motrices, de forma alternativa a la anterior.

-Si el coche monta neumáticos direccionales, deben rotarse asegurándose que giran en la misma dirección. Por tanto, las ruedas delanteras pasan a ocupar el lugar de las traseras, sin cambiar de eje.