El Camaro deberá esperar más tiempo para ingresar al Supercars

 |  @X3Humberto  | 

El año pasado, Ryan Walkinshaw, copropietario del equipo Walkinshaw Andretti United en el Supercars, inició un programa para acondicionar un Chevrolet Camaro ZL1, según la normativa vigente en el campeonato, con la idea de homologar una versión que pudiera competir en los mismos términos que el Ford Mustang. No obstante, el proyecto llegó hasta un punto en el cual no pudo avanzar porque los ingenieros se encontraron con que el chasis original no es compatible con el reglamento técnico vigente y adaptar chasis y bastidor de un Holden Commodore resultaba una mala idea. De allí que decidiera pausar su plan hasta que la categoría plantee una nueva normativa.

Walkinshaw también es propietario de una agencia Chevrolet en Australia y comercializa Camaros de última generación, los cuales son modificados para instalar el volante a la derecha. Al advertir que el Ford Mustang fue bienvenido al Supercars, pensó que también el Camaro podía ser homologado para competir, situación que provocaría cierto conflicto en General Motors puesto que su programa oficial en el Supercars está apuntalado por Holden y no por Chevrolet, pero al no poder crear un coche legal para el campeonato, está decidido a presionar para que la comisión técnica establezca una medida de chasis que permita al Camaro ZL1 estar en la parrilla.

Por su parte, Sean Seamer, jefe del Supercars, se ha mostrado flexible con las deliberaciones sobre modificar el paquete de reglas para dar cabida a más fabricantes. El campeonato apenas cuenta con tres, haciendo la salvedad de que los Nissan Altimas carecen de apoyo de fabricante, así que básicamente el Supercars se ha transformado en un pulso entre Ford y Holden. Para Seamer es importante tener una visión general de cómo se verá el Supercars en los próximos años y en tal sentido considera que establecer un chasis que permita la entrada de más fabricantes sería lo ideal.

En palabras de Ryan Walkinshaw:

He sido muy claros en que nuestra ambición es competir con un Camaro en el Supercars. Para nosotros como equipo, particularmente como las personas que importan el Camaro a Australia, tenemos un incentivo significativo que es la mercadotecnia, particularmente la que se genera mediante las carreras. Queremos asegurarnos de que el Camaro que corra en el Supercars sea muy similar al coche de carretera. Entonces, si el Supercars cambia las reglas para permitir que entre el Camaro o cualquier coche interesante de dos puertas, exploraremos esa oportunidad nuevamente.

Vía | Supercars

Lee a continuación: Espíritu de Montjuïc, el festival histórico de variedad envidiable