CERRAR
MENÚ
Diariomotor CompeticiónLogo Diariomotor Competición

4 MIN

Petter Solberg explica su vía crucis en el Mundial de RallyCross de 2018

Iván Fernández | 9 Sept 2018
petter-solberg-world-rx-enfermedad-1
petter-solberg-world-rx-enfermedad-1

No ha sido su mejor temporada desde que compite en el Mundial de RallyCross. Claramente superado por su compañero de equipo, el cual acumula siete victorias de ocho posibles y está a punto de igualar al noruego con dos títulos intercontinentales de la especialidad, Petter Solberg se sinceraba ayer para explicar la razón que le ha llevado a tener este particular bajón de rendimiento que no le ha impedido aun así pelear por el subcampeonato con Sébastien Loebm Andreas Bakkerud, Timmy Hansen y Mattias Ekström.

Todo vino derivado del gran accidente sufrido por Solberg en Riga hace un año. En aquella ocasión, Solberg se iba largo después de la primera curva y en su regreso a pista se quedaba completamente cruzado en mitad del trazado letón, siendo Janis Baumanis el que le daba un fuerte golpe a la altura del eje trasero del Volkswagen Polo GTI Supercar que en principio no parecía reportar nada más que problemas mecánicos. La cara de preocupación de su spotter, Pernilla Walfridsson, su esposa, dejaba entrever que algo no iba bien dentro del habitáculo.

Solberg no respondía por radio y la llegada de los comisarios dejo ver que la preocupación de la mujer de Petter estaba justificada. Brazos en alto formando una ‘X’ y bandera roja. El Campeón del WRC en 2003 y bicampeón del World RX necesitaba de asistencia médica y tras ser evacuado a un hospital se le diagnosticaría de una clavícula y dos costillas rotas antes de volver apenas dos semanas después a la competición después de ser operado. Sin embargo, este paso por el hospital le permitió al piloto descubrir un problema de salud que hasta ese momento no había detectado.

Aunque no se hizo público, Solberg fue diagnosticado de un sarcoidosis pulmonar hace 12 meses, problema que hacía que su organismo desencadenara la activación de los componentes del sistema inmunitario y que produjera una cantidad de hierro desmesurada. Temblores, cansancio y cambios físicos fueron los que experimentó Solberg durante el año pasado antes de comenzar con el tratamiento ya en 2018. Después de los test conjuntos realizados en Lohéac, Petter tuvo que volver a casa tras solo completar un día de pruebas porque volvía a sentirse muy cansado, pero según sus palabras, la evolución ha sido positiva y comienza a recobrar ese espíritu enérgico que siempre le ha acompañado. Dentro de un mes será sometido a nuevos controles una vez haya terminado el periodo de tratamiento recomendado por los médicos.

No fue un problema que se pudiera tomar a la ligera. El estado en el que estuvo Solberg incluso le llevó a valorar la posibilidad de no competir en el campeonato, con el equipo buscando incluso un sustituto por si el diagnostico o si su salud empeoraban después de la pretemporada.

Si tenemos en cuenta estos problemas de salud, es de esperar que Solberg pueda preferir centrarse en el World RX que celebrar el debut del Volkswagen Polo R5 en el Rally de Catalunya tal y como viene persiguiendo durante los últimos meses. También deberá esperar su hijo, Oliver Solberg, para competir por primera en el WRC. El joven nórdico sí realizará los reconocimientos del Rally de Gales, pero no tomará parte de la competición tal y como tenían previsto después de no haber podido conseguir la licencia que sí dispuso Kalle Rovanperä para competir en la edición del año pasado.

"Todos saben que soy alguien que siempre ha tenido mucha energía. Sé que no puedo quedarme quieto, siempre tengo que estar ocupado y haciendo algo.

Hace un tiempo, eso cambió y comencé a sentirme realmente cansado. Mirando hacia atrás, empeoraba, pero en realidad no lo noté demasiado. Luego tuve el accidente en Riga. Los huesos rotos fueron difíciles y las carreras en Alemania fueron difíciles, pero en realidad, tengo mucho que agradecerle a ese accidente. Las radiografías mostraron que había un problema con uno de mis pulmones. Básicamente estaba produciendo demasiado hierro.

Ha sido duro. He notado algunos cambios con mis ojos, mi cara y empecé a temblar. Realmente fue un momento bastante aterrador. No sabía lo que estaba sucediendo o por qué estaba sucediendo.

Puedo sentir que vuelvo ahora, la energía vuelve y todo vuelve a ser más normal. Ahora estamos al tanto de esto. Siempre he sido directo y honesto con todo lo que he hecho y es por eso que quería hablar sobre esto. No he sido yo mismo. No he podido estar tanto en los medios, en la televisión y con los fans, y eso me duele."

Vía | Autosport