El Fiat PanDakar es un coche al que le tengo mucho cariño. Las ediciones 2006 y 2007 del Dakar embarcaron hacia África pasando por Málaga, mi ciudad natal. Y en la de 2007 recuerdo esperar a las puertas del Puerto de Málaga, cuando ya no quedaba casi gente en las calles (era domingo, al día siguiente tenía colegio) la llegada de estos curiosos coches, que en aquella edición estaban pilotados por Miki Biasion y Bruno Saby. El galo incluso me firmó un autógrafo pese a confundirle con su compañero de equipo. Su aventura no duró, pero diez años el pequeño coche italiano puede decir ya que ha acabado un Dakar.

Continuar leyendo »

El de 1994 fue uno de los Dakar más amargos y mágicos de la historia de la prueba. Es cierto que la prueba suele estar rodeada de numerosas polémicas, sin embargo, la de aquella edición fue una de las injusticias más recordadas del automovilismo. Discurría la 11ª etapa entre Atar y Nouhadibou, todo ello sobre suelo mauritano. Fenouil (Jean-Claude Morellet) era el hombre que ASO había elegido para dirigir el Dakar en su primer año al frente de la carrera y había decidido estrenarse dejando su seña de identidad: el triángulo de las dunas muertas.

Continuar leyendo »