Los campeonatos pueden ganarse de muchas formas distintas. Pueden decidirse en el último instante imaginable de la última carrera entre dos pilotos de talento. Puede imponerse un hombre con un talento o un conjunto superior al de los rivales. Incluso puede que una máquina lleve a un piloto del montón a ganar. Pero luego se puede ganar como lo hizo Pedro de la Rosa en la Fórmula Nippon en 1997. Sin ninguna duda, la mejor temporada de su carrera deportiva, en cuanto a resultados se refiere.

Continuar leyendo »

Ralf Schumacher llegó a la Fórmula 1 en 1997 de la mano de Jordan y después de haber probado nada más y nada menos que un McLaren. ¡Qué distinta pudo haber sido la historia de haber pilotado para el equipo de Woking el pequeño de los hermanos Schumacher! ¿Nos imaginamos a los dos hermanos luchando por el título en los dos equipos más potentes del momento? Habría sido algo digno de película. Pero antes de eso, en 1996 Ralf Schumacher se impuso en la Fórmula Nippon en su primer intento.

Continuar leyendo »