La historia de la semana: Ralf Schumacher, emperador de Japón

 |  @alexgarciagv27  | 

Ralf Schumacher llegó a la Fórmula 1 en 1997 de la mano de Jordan y después de haber probado nada más y nada menos que un McLaren. ¡Qué distinta pudo haber sido la historia de haber pilotado para el equipo de Woking el pequeño de los hermanos Schumacher! ¿Nos imaginamos a los dos hermanos luchando por el título en los dos equipos más potentes del momento? Habría sido algo digno de película. Pero antes de eso, en 1996 Ralf Schumacher se impuso en la Fórmula Nippon en su primer intento.

Tras una gran temporada en la Fórmula 3, siendo subcampeón del Alemania, terminando en segunda posición en el Grand Prix de Monaco de Fórmula 3 y en el Masters de Zandvoort antes de imponerse en el Gran Premio de Macao, el alemán se dirigió hacia Japón. Allí se estrenaría en la Fórmula 3000, al igual que lo hizo su hermano mayor cinco años antes. Incluso compitió para el mismo equipo, el Team LeMans. La diferencia era que Ralf Schumacher estaría toda la temporada.

Para acelerar el proceso de aprendizaje de los circuitos, Schumacher se sumó también a los esfuerzos del Team Lark en el JGTC. Allí compartiría un McLaren F1 con Naoki Hattori, su compañero en monoplazas. El estreno no pudo ser mejor, obteniendo la victoria en el circuito de Suzuka. La primera carrera del año de la Fórmula Nippon -que estrenaba nombre ese año- no tendría un resultado tan espléndido pero la tercera posición por detrás de Kazuyoshi Hoshino y Shinji Nakano era ciertamente un buen debut.

Ralf Schumacher 1996 Pista

Poco tardaría Ralf en demostrar su talento como piloto y en la segunda prueba de la Fórmula Nippon en Mine, obtuvo el primer triunfo del año. El segundo pudo llegar en la tercera cita en Fuji tras marcar la pole position pero problemas en carrera le dejaron sin recompensa. Lo compensó con una victoria en Tokachi y un cuarto puesto en Suzuka, quinta prueba sobre diez.

Su primera mitad de año había sido buena y era suficiente para darle el liderato del campeonato. Mientras tanto, la fortuna no le sonreía en el JGTC, donde acumulaba abandono tras abandono después del embite inicial.  Las retiradas de Sugo y Fuji en la Fórmula Nippon parecían indicar que su campeonato estaba por irse al traste, sobre todo viendo como los vencedores, Toranosuke Takagi y Naoki Hattori, se acercaban en números de puntos al líder.

A falta de tres carreras para el final, Schumacher seguía líder pero tenía a cuatro perseguidores en el espacio de cinco puntos. Un abandono más habría sido terrible para sus aspiraciones. La tensión podía cortarse con un cuchillo en el entorno del alemán cuando el campeonato volvió a llegar a Mine. Y si el circuito había resultado talismán la primera vez, también lo hizo la segunda. El triunfo de Schumacher junto a las retiradas de la mayoría de rivales dejaban el título a su alcance.

Salida Formula Nippon 1996

Solo Naoki Hattori se mantenía con opciones reales y las hizo valer al imponerse en la penúltima carrera del año en el circuito de Suzuka. Allí, Schumacher tuvo que conformarse con una nueva cuarta posición. La cita final en Fuji tenía a Kazuyoshi Hoshino como aspirante al título con menos opciones, a unos lejanos nueve puntos del líder. Pero también partía con la pole position. Como si estuviera preparado, un accidente en la salida -en el que se vio involucrado un tal Pedro de la Rosa- causó una bandera roja y para cuando la carrera pudo empezar, la lluvia había hecho acto de presencia.

Ralf Schumacher fue el primero en caer mientras sus rivales rodaban en posiciones de podio tras un trompo que le dejó fuera de carrera. Poco después, Hoshino entró a boxes con un enfado monumental con problemas en su coche. Fuera de si y en un momento totalmente distinto a la tranquilidad habitual de los japoneses, el piloto se quitó el casco y lo arrojó al suelo, consciente de la oportunidad perdida, puesto que había anunciado que dejaba los monoplazas al terminar el año. Al final, el título se decidió tras un toque entre Hattori y De la Rosa, que iba camino a su primer podio en la categoría.

Mientras era adelantado por el español, Hattori perdió el control del coche y terminó fuera de pista y de carrera a pocas vueltas del final mientras un aliviado Ralf Schumacher sonreía en el muro de boxes. Era campeón de la Fórmula Nippon. Una semana después, los dos rivales juntos se reencontraron con la victoria la quinta prueba del JGTC en Sugo antes de finalizar el año con un nuevo triunfo, como no, en Mine. Aunque no fue suficiente, puesto que el otro McLaren del Team Lark les ganó por tres puntos. Pero Ralf tenía lo que había ido a buscar a Japón, el billete hacia la Fórmula 1.

Ralf Schumacher 1996 Podio

 

Lee a continuación: La historia de la semana: El día que Jackie Stewart hizo a Ferrari campeona del mundo

  • Jacobo87

    Genial historia Alex! De los tiempos en que era habitual comprar un billete a la F-1 pasando por la formula nippon. De los pilotos que citas, además de Ralf, Takagi, Nakano y De la Rosa, que sucedió al pequeño de los Schumacher como campeón en 1997.

    Un piloto algo infravalorado, Ralf. Lo cierto es que su carácter más bien arisco y la alargada sombra de su hermano nunca le ayudaron. Pero lo cierto es que tuvo un año de debut bastante bueno en un Jordan del que decían que llegó a tener el motor más potente de la mano de Peugeot (sí, Peugeot) emparejado con otro casi rookie como Fisichella. Después en los años de Williams BMW batió a Button con claridad en 2000 aunque este se llevó los flashes por ser inglés y debutar con 20 años y aguantó el tipo muchos años contra Montoya, al que siempre vendían como el próximo Senna, pero en la práctica no pudo cumplir las expectativas (aunque es innegable que dio espectáculo). Tal vez si Williams hubiera fabricado un chasis a la altura del motor BMW hubieran podido dar algo más de guerra a Ferrari y al Káiser.

    • Alex Garcia

      ¡Gracias! Siempre alegra que guste.

      En mi opinión, Ralf Schumacher nunca estuvo a la altura de Michael, pero ¿quien lo está? Ralf fue un muy buen piloto por su propio derecho. No se gana el número de carreras que ganó siendo manco.

      Pero como dices, la sombra de su hermano era muy alargada y quizás se esperaba más de él. Un año que me gusta referenciar cuando se habla de su talento es 2005. Fue muy regular y cometió pocos errores. Le sacó partido al Toyota en la mejor temporada del equipo en la F1.

      Sobre la Nippon, de allí también salieron en esa época Mika Salo, Heinz-Harald Frentzen, Eddie Irvine ¡y hasta Tom Kristensen!

      Saludos.

      • Jacobo87

        El bueno de Eddie Irvine! Dicen que fue en su estancia en Japón como piloto de F3000 cuando se hizo rico invirtiendo en bolsa! Le faltaba algo de talento puro, pero sí que era un auténtico personaje, siempre bien acompañado, y cada vez que hablaba verdaderamente subía el pan...

        No sé si seré el único, pero aquella pareja Trulli-Ralf de Toyota me gustaba, ninguno era un auténtico superclase, pero cuando tenían el día eran duros de verdad. Sobre todo el italiano a una vuelta cuando estaba inspirado!

        Saludos!

        • Alex Garcia

          Sobre Irvine, contar que se pagó su entrada a la F1 con Jordan en 1993 gracias al dinero obtenido como premio por marcar vueltas rápidas en Japón. En la F3000 japonesa daban premio económico por VR y se pegó hartón de llevárselas él. Cuando en una carrera estaba todo perdido, paraba al final con poco carburante y se llevaba la VR... y el dinero. Muy agudo.

          Saludos.

          • El bueno de Eddie hizo suyo el titulo de el segundo(y flojo) disco de Supregrass: In it for the money

          • Jacobo87

            Jajaja hacía mucho que no oía llamarle Edmund a Irvine como hacían el F1 racing en la época!

          • Como se echa de menos una revista "internacional" de F1, luego algunos dicen que con el Alonsismo desaforado hemos salido ganando porque podemos ver los libres 8 en los que prueban como quitare los pelillos al flanco del neumatico...

          • Jacobo87

            Sí, a veces pienso que en estos años solo hemos ganado páginas de F1 en Marca, Lobato hasta en la sopa y que cualquier fanático haya visto 2 carreras a trozos te tilde de anti si no comulgas con la religión única. Otras veo la facilidad de hoy de acceder a toda la información comparada con las dificultades que encontrábamos hace años y pienso que ha sido una oportunidad perdida de crear cultura automovilística en España y pronto quedaremos otra vez los 4 raros de siempre levantándonos a las tantas a ver coche dando vueltas...

          • Pues te digo una cosa, salvo casos que desgraciadamente son aislados antes lo mismo era mas dificil encontrar información, pero esta solia ser de bastante mejor calidad, desde hace tiempo me sabe mal decirlo pero como que un porcentaje alarmante de contenidos en castellano son mas de lo mismo y 0% informativos, como tu comentas mas paginas del Marca y mas saber la talla de pie de tal piloto y sus archienemigos, pero del resto cero patatero, como que lo mismo por no tener a nadie antes interesaban todos los pilotos y ahora solo 4, y eso que hay menos en pista, pero el conocimiento de la vida obra milagros y anecdotas de por ejemplo Max Chilton que tiene el usuario ya no tan casual hoy dia es proporcionalmente mucho menor al que podia tener de Marco Apicella el mismo usuario hace 20 años. Claro, te comprabas el Automovil y la AutoHebdo y en sus previas salia al menos una nota biografica de 40 palabras del tal Apicella y su foto. Ahora aun teniendo miles y miles de paginas esa informacion en castellano como que no esta casi escrita, lo mismo algun dia alguien lo hace y entonces ya entrara en el circulo del corta pega retoca, que al final va un poco todo de eso....

          • Jacobo87

            Es el problema de internet, muchísimos contenidos pero se hace difícil separar la paja y el grano. Aún es un placer para mi releer las revistas antiguas que tengo guardadas.

        • Yo no creo que a Irvine le faltara talento puro, es mas pienso que de eso andaba sobrado, pero nunca tuvo la etica de trabajo adecuada para el standard Schumacher y cuando pillo un volante numero 1 el equipo era una ruina y el ya estaba totalmente dedicado al bello arte de contar billetes antes de darselos a una modelo.

          Pero cuando llego Barichello todo era "ahora si que van a apretar a Schumacher" y no llego ni a hacer de escudero con la misma soltura y donaire que el Irlandes, que por ejemplo en Suzuka 97 estableció un nuevo standard de lo que es un buen compañero de equipo. Pocas carreras como esa de tanto sacrificio y tan sorprendentes he visto desde entonces por parte de nadie, en serio, fue impresionante.

          Para mi es uno de los maltratados historicos grandes Irvine, sobre todo en el 99 e inmediatamente despues se dijeron autenticas burradas de un piloto mas que competente.

          • Jacobo87

            Estoy de acuerdo, el problema de Irvine era ser algo díscolo, pero cuando se centraba rendía. Suzuka 97 como bien dices fue uno de los mejores ejemplos de como debe correr un escudero, sólo superado por el Káiser en Malasia 99. Y encima con la espada de damocles sobre la cabeza de Eddie, se decía a finales de 1997 que podrían echarle de Ferrari, pero su exhibición en Japón salvó los muebles. Respecto a Rubinho, nunca fue tan buen número 2, pero para ser justos, rara vez necesitó Ferrari un escudero como en los años de Irvine.

            Saludos!

          • https://thefastword.files.wordpress.com/2012/03/rubens-barrichello-11.jpg

            Un forero de un foro que frecuentaba tenia esta foto con el lema NUMBER TWO FOR ONE REASON, lo potentes que son los famosos memes, a mi ahora a Rubinho me cuesta recordarle de ninguna otra manera

          • Jacobo87

            Hockenheim 2000, no? su primera victoria, pasado el tiempo yo le recuerdo más por sus inicios en Jordan y Stewart cuando aún era un piloto prometedor que en su época de Ferrari, en la cual estiró mucho su desaire en Austria 2002 y olvidó que el Kaiser le devolvió con creces aquélla victoria a final de temporada con el título sentenciado.

          • Yo no se porque nunca fui muy partidario, y recuerdo que cuando Herbert ganó en unico GP de Stewart hasta me hizo gracia. Probablemente todo venga de cuando fue coequipier de Irvine en Jordan, donde decian las malas lenguas que se mostró un poco como Primma Donna después de su esperanzador 1993 y acabó recibiendo bastante estopa y, otra vez las malas lenguas, perdiendo los papeles a la hora de exigir trato preferente en base a que pagaba mas que el otro, pero no trato preferente en plan esa pieza nueva me la montais a mi, mas en plan "quitarmelo de enmedio".

            Ademas se lió con unas declaraciones en las que el mismo se consideraba la llave del mercado de cara a 1996, con el resultado por todos conocido de que acabó otro año mas en Jordan e Irvine en Ferrari. Siempre lo he visto como el tipico "suave" que no hace mas que venderse a si mismo de una manera casi exagerada y que nunca tiene la culpa de nada pero como es suave como que no cae tan mal, en general no me caen bien esos.

        • Angel Lopez Muñoz

          En 2005 Cuando veía a Trullo terminar constantemente tras Fernado, solo pensaba "dios por que lo corrió Briatore firmarían muchos 1-2".
          Y en cuanto a Ralf a mi me parecía bueno y con talento pero sin duda ir a Toyota enterró su carrera

      • Es curioso que algunos pilotos como japoneses como Taki Inoue Tora Takagi, Satoru Nakajima, Takuma Sato o Aguri Suzuki aunque hayan corrido en algun momento la Nippon no procedian directamente de ella cuando llegaron a la F1 y sin embargo un monto de europeos hagan justo lo contrario. Los caminos del señor...