El Renault Sport Spider fue un popular coche de la segunda mitad de la década de los años 90 a pesar de fabricarse apenas 2000 unidades. Varias de ellas fueron preparadas para competir y tomaron los circuitos en unas copas monomarca de la marca francesa, siguiendo la tradición Renault de las copas nacionales europeas. En una de ellas, la británica, como categoría de soporte del BTCC, llegaron a competir y ganar hombres cono Jason Plato y Andy Priaulx. Lo que muchos desconocen es que el Renault Spider llegó a competir en el JGTC, el campeonato japonés de GT.

Continuar leyendo »

El Super GT, conocido en su día como Japan GT Championship, es el campeonato más popular en Japón. Cuenta con la presencia de las tres grandes marcas niponas y mueve una gran cantidad de público tanto en los circuitos como frente a los televisores en un país donde hay fervor por el automovilismo. Es por ello que el certamen viaja por prácticamente toda la geografía japonesa e incluso más allá de sus fronteras. Hoy en día hay una cita en Buriram -Tailandia- y hasta recientemente, la cita en Sepang -Malasia- era un clásico. En 2013, Corea del Sur estuvo a punto de tener su primera carrera del Super GT... pero lo que muchos desconocen es la cita no puntuable del JGTC en Fontana, Estados Unidos.

Continuar leyendo »

El Lancia Rally, más conocido como Lancia 037, es una leyenda del campeonato del mundo de rallyes y del automovilismo. El coche que inició la unión de Lancia con Martini y uno de los primeros grandes coches del añorado grupo B. Se trata de un coche que obtuvo seis victorias a lo largo de los cinco años en los que compitió por los tramos de todo el mundo... antes de hacer una sorprendente aparición en la tercera cita del JGTC -campeonago japonés de GT- de 1994.

Continuar leyendo »

La temporada 2015 del Super GT comienza este fin de semana en el circuito de Okayama, donde se espera una lucha cerrada entre Lexus, Nissan y Honda en el GT500 -con presencia española gracias a Lucas Ordóñez- y entre la gran multitud de equipos en el GT300. Hoy en día la normativa es más estricta y en el GT500 los coches incluso comparten chasis. Pero no siempre fue así y en 1994 llegamos a ver al espectacular Nissan Skyline GT-R imponiéndose al monstruoso Porsche 962C.

Continuar leyendo »