Cómo colocar adecuadamente los triángulos de emergencia en caso de avería o accidente

Triangulos Coche Emergencia

A nadie le gusta quedarse tirado en la carretera, y nadie quiere tener un accidente. Si tienes una avería o accidente en carretera, por tu propia seguridad y la de los demás usuarios de la vía, debes colocar los triángulos de seguridad. Estás legalmente obligado a llevar triángulos en tu coche y son equipamiento de serie de cualquier coche desde hace décadas, dicho sea de paso. ¿Sabes dónde colocar estos triángulos y a qué distancia de tu coche? ¿Qué precauciones debes tomar a la hora de instalar estos triángulos? En este artículo despejaremos todas tus dudas al respecto.

Si es posible, saca el coche de la vía o apártalo todo lo que puedas

Si tu coche te ha dejado tirado, por el motivo que sea, trata de apartarlo lo más posible del flujo de tráfico. Entendemos que esto no siempre es posible, pero si notas que tu coche te va a dejar tirado, activa los intermitentes de emergencia y trata de parar al lado derecho de la calzada. Si es posible y seguro, sácalo del asfalto o aléjalo todo lo que puedas del flujo de tráfico. Si estás en una autovía o autopista, apártalo al arcén y pégalo a los guardarraíles. Recuerda que los coches vienen a gran velocidad y desconocen tu posición. La prioridad es garantizar la seguridad de todos.

Los triángulos de emergencia son reflectantes, permitiendo que incluso de noche otros conductores los vean adecuadamente.

Coche Triangulo 0319 02

Lo mismo aplica si has tenido un accidente, tras el que debes seguir el protocolo PAS (proteger, ayudar, socorrer). El primer paso es el de proteger, señalizando adecuadamente el accidente para que otros conductores lo adviertan con suficiente antelación. Ahora bien, antes siquiera de bajarte del coche lo primero que debes hacer el ponerte el chaleco de alta visibilidad, que deberías guardar en alguna puerta, o la guantera. Ponerte el chaleco no solo es cuestión de seguridad, si no de legalidad: si no te lo pones podrás ser multado por la Guardia Civil de Tráfico o el organismo equivalente.

Su función es tan vital como la de los triángulos de emergencia: que los demás conductores te vean adecuadamente. Por desgracia, muchos conductores o acompañantes han fallecido víctimas de atropellos tras accidentes y averías - y con los chalecos, este riesgo se minimiza. Si tienes que llamar a la asistencia, a un familiar o a la policía, házlo después de colocar los triángulos, no antes. Lo principal en este momento, insistimos, es garantizar tu correcta visibilidad a los demás usuarios de la vía.

¿Dónde y cómo tengo que colocar los triángulos de seguridad?

En vías de doble sentido - como una carretera convencional, ya tenga dos o tres carriles - debes colocar dos triángulos. Debes colocarlos a 50 metros de tu coche, siempre que se garantice una buena visibilidad del mismo desde 100 metros. El objetivo es que un conductor lo vea al menos 150 metros antes de la posición del coche averiado/accidentado, y le de tiempo a reaccionar adecuadamente, frenando y evitando el obstáculo. Debes colocar un triángulo por detrás del coche, a 50 metros, y otro por delante, a igual distancia. La razón es que tu coche sea visible en ambos sentidos de circulación.

Triangulos Coche

En la imagen superior, el triángulo está demasiado cerca del coche.

Si estás tras un cambio de rasante o una curva, debes colocar el triángulo antes de la misma, para garantizar que se vea al menos a 100 metros de distancia de tu coche.

El triángulo se coloca en sentido perpendicular al tráfico - para que refleje bien la luz - y debe estar visible para los conductores. No lo coloques tras un cartel o un arbusto. Si tu coche está en un cambio de rasante o después de una curva, puede que tengas que colocarlo a mayor distancia del coche, si eso garantiza una suficiente anticipación para otros conductores. Si lo colocas junto a tu coche, tras la curva, o tras el cambio de rasante, no estará cumpliendo su función y te estarás exponiendo a un grave riesgo. Ahora bien, ¿cómo los tengo que colocar en autovías y autopistas?

En vías con dos carriles por cada sentido - o de sentido único - las mismas reglas aplican, con la excepción de que solo debes colocar un triángulo tras el coche - por motivos, obvios, no vendrán coches en el sentido contrario. Si estás conduciendo y ves un triángulo de emergencia en la carretera, aminora, presta mucha atención, y si puedes, aparta tu coche del arcén donde esté estacionado el coche.

En un futuro la DGT podría reemplazarlos por unas luces de emergencia de color anaranjado.

¿Dónde están los triángulos de emergencia en mi coche?

Normalmente, los triángulos suelen estar en el espacio de carga del coche. Algunos coches los integran en el propio portón del maletero, o tras una tapa de plástico. Otros coches los situan bajo el piso del maletero, o junto a la rueda de repuesto - o incluso en su hueco. Si bien la localización de los triángulos no es universal, suele estar indicada. Ante cualquier duda al respecto, el manual de propietario de tu coche te dirá donde encontrarlos. Antes de salir del coche a buscar los triángulos, si no sabes donde están, consulta el manual - que con toda seguridad, estará en la propia guantera.

 title=

Ver todos los comentarios 2
  • Manuel

    Hola. Los triángulos de avería son un peligro para el que los coloca, muchas personas han muerto por ese motivo, yo no los colocaría. Hay una luz amarilla imantada que se pone en el coche sin necesidad de jugarte la vida. Un saludo

    • David

      Buenos días. Lo que la gente debería saber es que, desde que los triángulos son DOTACIÓN obligatoria en nuestros coches, hace ya unos años, la colocación de los mismos SIEMPRE ha estado sujeta a que las condiciones del tráfico sean seguras para realizar esta acción, es decir, es OBLIGATORIO llevarlos pero NO SU COLOCACION si no es seguro hacerlo. Personalmente creo que debería estar prohibido transitar por cualquier tipo de carretera para colocar un triángulo, y menos después de un cambio de rasante o una curva. Totalmente de acuerdo con Manuel, ya existen soluciones luminosas que nos permiten señalizarnos y hacernos visibles esencialmente de noche, que es cuando más peligro corremos al quedar detenidos en la carretera.