Averías en coches diésel: el AdBlue y los problemas que puede generar

Los sistemas anticontaminación de los diésel modernos son un mal necesario. Un mal, porque quizás estemos acostumbrados a hablar de ellos porque nos han generado problemas. Necesarios, incluso diría que imprescindibles, porque gracias a ellos el aire de nuestras ciudades no está aún más contaminado, de lo que por desgracia ya está. En este artículo queremos hablaros de averías en coches diésel, AdBlue y los problemas que puede generar, completando otros artículos en los que os hemos hablado del coste del AdBlue, o cómo recargar el AdBlue de nuestro diésel.

Las averías en los coches diésel y el AdBlue

Por suerte, los dispositivos de tipo AdBlue no son tan propensos a generar averías en los diésel como otros sistemas anticontaminación, que históricamente han traído de cabeza a muchos conductores. Véanse las averías relacionadas con EGR y las averías en el filtro de partículas.

Es evidente que los sistemas de tipo AdBlue, como cualquier otro, pueden sufrir problemas y averías, al fin y al cabo emplean un depósito para el aditivo, sensores de nivel, presión y temperatura, y una bomba y las correspondientes válvulas, que pueden fallar u obstruirse. En cualquier caso, insistimos, no es un dispositivo propenso a averías, ni con componentes que sean caros de reparar.

Los sistemas AdBlue de los diésel, como cualquier otro, pueden sufrir averías, pero no son especialmente propensos a ellas, y sí a generar más problemas que tienen que ver con descuidar su mantenimiento y la recarga del aditivo

Diesel R33 Adblue Gasolinera 0119 01

Los problemas y el mantenimiento del AdBlue de los diésel

Los problemas más habituales que puede generar el AdBlue en un diésel tienen que ver con su recarga y su mantenimiento. En nuestra guía sobre AdBlue ya os hablábamos de ello, por lo que no profundizaremos en este tema, más allá de recordar que el AdBlue es un aditivo que se encarga de reducir emisiones de NOx en la estructura de sistemas anticontaminación de los diésel modernos. Al basarse en un aditivo, lógicamente, requiere de una recarga periódica, de un control, y adquirir el aditivo y recargarlo tiene un coste.

El problema más habitual que podemos encontrarnos será, por lo tanto, que el aditivo del sistema AdBlue se haya agotado. Los diésel modernos que equipan estos sistemas de tipo AdBlue nos avisan antes de que se agote y, en algunos casos, los depósitos están pensados para que el AdBlue dure todo un periodo de mantenimiento. Esto último no siempre se cumple, ya sea porque el depósito de AdBlue sea muy pequeño, y su duración inferior al periodo de mantenimiento, o por el uso que hagamos de nuestro automóvil. El consumo de AdBlue también depende del uso que se haga de un diésel y en ciertas condiciones puede ser más elevado.

Lo que sucede es que un coche diésel que equipa AdBlue, al estar homologado para funcionar con ese dispositivo, no funcionará si el aditivo se ha agotado. Por construcción, insistimos, el coche debería avisarnos del bajo nivel de AdBlue cuando se esté agotando el aditivo, e incluso entrar en modo fallo cuando el nivel sea extremadamente bajo y dejar de funcionar, impedir el arranque del motor, cuando se haya agotado. De otra forma estaríamos circulando de forma irregular.

Los diésel modernos, equipados con AdBlue, dejan de funcionar, y no deben permitir el arranque del motor, si el aditivo se ha agotado por completo

Adblue 0119 03

¿Qué hacer si se ha agotado el AdBlue?

Lo que deberíamos hacer es solucionar el problema antes de que se agrave, es decir, recargar el depósito de AdBlue cuando recibamos las primeras advertencias de que se nos está agotando el aditivo. La opción más rápida probablemente sea la de hacerlo nosotros mismos, pero también podemos acudir a nuestro taller y dejarlo en manos de un profesional. Ya hemos publicado algunos artículos, como esta guía sobre el rellenado de AdBlue, en la que os hemos contado que es un proceso relativamente sencillo.

Esencialmente, debemos localizar la boca de carga del depósito de AdBlue del coche y, aunque habitualmente suele estar junto a la boca de carga del depósito del gasóleo, siempre es aconsejable consultar el manual de servicio de nuestro coche. Las estaciones de servicio suelen contar con un surtidor de AdBlue, dado que su uso está muy extendido en vehículos de transporte. Y su recarga, según la posición del depósito, es tan sencilla como conectar la manguera del surtidor de AdBlue, o emplear una garrafa portátil.

Ya vemos que el AdBlue de los diésel necesariamente no es un foco de averías frecuentes, pero sí puede generar problemas si descuidamos su recarga. Con lo cual es importante seguir estos consejos y recordar que gracias a sistemas anticontaminación como este los problemas de contaminación que generan los diésel modernos son menos graves, que si prescindieran de estas tecnologías como hace una, o varias décadas.

Nuestras guías sobre AdBlue y diésel

* AdBlue: lo que todo conductor de diésel debería conocer
* 7 preguntas y respuestas sobre el AdBlue de mi diésel
* El precio y el consumo de AdBlue de los diésel modernos
* Cómo rellenar el depósito de AdBlue
* El AdBlue y los problemas que puede generar
* ¿Qué sucede si se agota el AdBlue de tu diésel?
* Por qué comprar, o no, un diésel con AdBlue

Ver todos los comentarios 1
  • Santiago

    Es cierto que los sistemas AdBlue son necesarios, pero sí que dan muchos problemas, soy técnico de Jaguar Land Rover. En general todos tienen fallos parecidos pero hablemos ejemplo del más económico de la gama, el Jaguar XE con motor diésel Ingenium. El sistema SCR (AdBlue), catalizador y filtro de partículas van juntos en una unidad inseparable que suele dar problemas y vale alrededor de 2.000€, y eso por no decir nada de los demás componentes, en buena parte por el mal uso que se le da a este tipo de motores, todo hay que decirlo, ya que mucha de la gente que los compra, los utiliza sobre todo en desplazamientos cortos por ciudad, pero ese ya es otro tema.
    No sé cómo lo harán en otras marcas.