7 preguntas y respuestas sobre el AdBlue de mi coche diésel

Insignia Spearheads Emissions Offensive

De un tiempo a esta parte hemos tenido que acostumbrarnos a un nuevo elemento de los diésel modernos, el AdBlue. A pesar de que este sistema se ha convertido en un estándar de la mayoría de los motores diésel que se comercializan actualmente, aún genera muchas dudas. En toda una serie de artículos hemos intentado profundizar acerca de todos los aspectos, y todas las dudas, que alguien podría tener acerca del AdBlue de su diésel. Y es por eso que ahora queremos resumir todo ello en esta guía con 7 preguntas y respuestas sobre el AdBlue de un coche diésel.

1. ¿Qué es el AdBlue de un diésel?

AdBlue es, en realidad, una marca registrada de un producto, de una solución de urea. Simplificamos utilizando esta denominación para hablar del dispositivo de reducción catalítica selectiva - que es el nombre apropiado, el que deberíamos emplear - que utiliza el AdBlue para reducir las emisiones de óxidos de nitrógeno (NOx) que se generan en la combustión del gasóleo.

Este dispositivo es, por lo tanto, un sistema para reducir emisiones que se aplica en los diésel modernos. Y su importancia reside en su capacidad para reducir y eliminar buena parte de las emisiones de NOx que genera un diésel. Pensemos que una de las mayores preocupaciones que genera el diésel actualmente, y la razón por la que se está restringiendo el tráfico en muchas ciudades europeas, es precisamente la de las emisiones de NOx. Ver artículo: ¿por qué deberías comprar un diésel con AdBlue?

Cuando hablamos de AdBlue nos referimos al dispositivo de reducción catalítica selectiva que reduce las emisiones de óxidos de nitrógeno mediante la aplicación de una solución de urea, que es realmente la que se denomina comercialmente como AdBlue

2. ¿Cómo funciona el sistema AdBlue?

Simplificando mucho, el sistema AdBlue cuenta con un dispositivo que está situado en la línea de escape de nuestro diésel. Ese dispositivo, se encarga de que el aditivo AdBlue entre en contacto con los gases de escape, y se produzca una reacción química que consigue que los NOx se transformen en nitrógeno libre y vapor de agua, emisiones que, obviamente, son menos nocivas.

3. ¿Por qué tengo que rellenar el depósito de AdBlue?

Por el funcionamiento del sistema AdBlue de los diésel, ya podemos comprender por qué es necesario rellenar un depósito de AdBlue. Para trabajar reduciendo las emisiones de NOx es necesario consumir el aditivo. De ahí que todo diésel con AdBlue cuente con un depósito, una boca de repostaje adicional para el AdBlue y una tarea de mantenimiento básica, evitar que el depósito se agote, y rellenarlo.

4. ¿Cada cuánto tengo que rellenar el AdBlue de mi diésel?

No existe una regla general para determinar el consumo de AdBlue que conllevará el uso de nuestro diésel. Algunos fabricantes, por ejemplo, hablan de consumos que oscilan entre 1 y 3 litros a los 1.000 kilómetros. Fijaos en que este es un margen muy holgado como para establecer un consumo exacto, y una autonomía del depósito de AdBlue.

Y es que la cantidad de aditivo AdBlue que se emplea depende de diferentes factores, y es la centralita la que decide cuánto aditivo ha de inyectarse. El consumo de AdBlue, por lo tanto, depende de la conducción y el uso que hagamos de nuestro diésel. De manera que las condiciones en las que más Adblue se consume, por norma general, serían las de conducción urbana, consumiendo menos AdBlue a velocidad de crucero en autovía.

5. ¿Cómo puedo rellenar el depósito de AdBlue?

Por suerte, los diésel equipados con dispositivo AdBlue nos avisan antes de que se agote. Nos avisan con suficiente antelación para que repostemos y evitemos problemas.

Es habitual que en las revisiones periódicas en el taller se revise el volumen de AdBlue restante en el depósito, y se proceda a su llenado. Pero también es habitual que el AdBlue se agote antes de llegar a la próxima revisión, de manera que tengamos que proceder a su rellenado.

Buena parte de las estaciones de servicio ya disponen de surtidores de AdBlue, de manera que el proceso para repostar AdBlue no es muy diferente del de repostar gasóleo, o gasolina. Ya os contamos en un artículo cómo rellenar el AdBlue de un diésel. También os contamos algunas precauciones que es importante tomar, puesto que a pesar de que el AdBlue no es corrosivo, ni tóxico, sí que deberíamos evitar que caiga sobre la pintura o los plásticos de nuestro coche.

6. ¿Cuánto cuesta repostar AdBlue?

Generalmente, nos encontramos en los diésel modernos con depósitos con capacidad entre 10 y 20 litros de AdBlue. Con un precio medio estimado de 0,60€/litro, el repostaje nos costaría entre 6 y 12 euros.

Por otro lado, estimando un consumo mínimo de 1 litro cada 1.000 kilómetros, el sobrecoste que tendríamos sería de alrededor de 6 céntimos de euro por cada 100 kilómetros. Un importe reducido si tenemos en cuenta que un diésel moderno va a tener un coste de repostaje de gasóleo de media más de 5€ cada 100 kilómetros.

Ver cuánto cuesta repostar AdBlue en un diésel.

7. ¿Que sucede si no relleno el depósito de AdBlue de mi diésel?

Como os decíamos, los diésel modernos nos avisan antes de que se haya agotado el depósito de AdBlue. Y es importante que sigamos las recomendaciones, y que repostemos el depósito antes de que se agote por completo.

Si no repostamos, nuestro diésel seguirá avisándonos, con más insistencia, de que es necesario rellenar el depósito de AdBlue. El problema está en que si estamos a punto de agotar el depósito, nuestro coche podrá llegar a entrar en modo fallo, e incluso impedir el arranque, por no disponer de AdBlue en el depósito. En esta situación, no se ha producido, ni se va a producir una avería. Pero el coche no puede circular, porque sin AdBlue estaría incumpliendo los requisitos técnicos bajo los que fue homologado.

Ver qué ocurre si agotas el AdBlue de tu diésel y no lo rellenas.

Ver todos los comentarios 0