El debate sobre la subida del Impuesto de Matriculación está abierto, ¿pero cómo funciona ahora?

Concesionario Ventas Coches 0718 01

Tal y como os contábamos estos días, todo apunta a que habrá subida del Impuesto de Matriculación. A las intenciones del Gobierno, de aumentar la carga sobre el diésel y la gasolina, para apoyar el eléctrico, se unen los compromisos suscritos con la Unión Europea, y unos objetivos de reducción de emisiones que hace tiempo dejaron de corresponderse con un modelo de fiscalidad que precisamente tenía como objetivo propiciar la venta de coches más eficientes y menos contaminantes. Ahora bien, ¿cómo funciona el Impuesto de Matriculación en estos momentos?

Así funciona el Impuesto de Matriculación en 2019

España, como el grueso de los miembros de la Unión Europea, cuenta con un gravamen sobre la matriculación de coches nuevos que se basa en las emisiones de CO2 homologadas por el automóvil. Este gravamen, el Impuesto de Matriculación, que puede llegar a ser del 14,75%, se suma al 21% de IVA. En el pasado, se concibió este sistema para aumentar la carga fiscal sobre los coches que generasen más emisiones de CO2, y beneficiar, generalmente con la exención del impuesto, a los coches más eficientes, de manera que el beneficio recaía en mayor medida sobre coches pequeños, con motores poco potentes y, sobre todo, en los diésel.

Sin revisar el modelo fiscal actual, el Gobierno ya habría podido hacer efectiva una subida del impuesto con la entrada en vigor del WLTP. Al homologar unas emisiones, en la mayoría de los casos, más altas bajo el WLTP, que bajo el antiguo NEDC, la entrada en vigor del WLTP en septiembre suponía que el Impuesto de Matriculación de la mayoría de los coches aumentara, y por ende, su precio. Pero el Gobierno aprobó una moratoria de 2 años para la aplicación del WLTP a efectos del Impuesto de Matriculación.

El Impuesto de Matriculación en 2019 es un gravamen que deja exentos a los coches que homologuen hasta 120 g/km de CO2, y que puede llegar hasta el 14,75% en aquellos a partir de 200 g/km de CO2

Concesionario Ventas Coches 0718 04

Los 4 tramos del Impuesto de Matriculación

Actualmente, buena parte de los coches vendidos en España están exentos de pagar el Impuesto de Matriculación, puesto que se sitúan en el primer tramo de emisiones, hasta un máximo de 120 g/km de CO2. Pensemos que las emisiones de CO2 medias de los coches nuevos que se venden en España están en ese tramo, a pesar de que en los últimos años, por el incremento de ventas de SUV y, sobre todo, por la caída de las ventas del diésel, esa cifra está subiendo.

A partir de los 121 g/km y hasta los 159 g/km de CO2 el Impuesto de Matriculación a pagar ya asciende a un 4,75%. Entre 160 y 199 g/km de CO2 el Impuesto de Matriculación es del 9,75%.

El máximo gravamen, a partir de 200 g/km de CO2, es del 14,75%. Pensemos que este último, junto al 21% del IVA, supone una carga fiscal sobre el coche, únicamente en su compra y matriculación, del 35,75%.

Lee a continuación: Los 4 mandamientos que conseguirán que tu coche diésel apruebe la ITV

Ver todos los comentarios 2
  • Libra 17

    Y luego es cuando te vienen los politicos con la milonga de que los impuestos son para sanidad,educación,dependencia y bla bla bla,cuando en realidad se lo gastan en mamandurrias,puticlubs,falcons...a disfrutar lo votado.

  • ch460

    España, infierno fiscal...