comscore
MENÚ
Diariomotor

3 MIN

La DGT recuerda la desconocida señal de estacionamiento de duración limitada

Senal Dgt Estacionamiento Duracion Limitada

Hemos de congratularnos de que la Dirección General de Tráfico aproveche sus redes sociales, además de para concienciar y comunicar sus campañas de vigilancia y control, para recordarnos la normativa de tráfico. El aprendizaje continuo y, sobre todo, refrescar las normas que un día aprendimos para obtener la licencia, el carné de conducir, deberían formar parte de cualquier estrategia de seguridad vial que se precie de serlo. Estos días, la DGT nos recordaba una señal que muchos desconocen, ¿sabes qué significa?

La DGT recuerda una señal que muchos desconocen

La DGT recuperaba el formato de pregunta de tipo test, como las que hemos de responder en el examen teórico del carné de conducir, para recordar esta señal. Una señal que además se presta a confusiones, proponiendo tres posibles respuestas, de las que tan solo una es correcta:

Esta señal indica: a) Que el estacionamiento tiene duración limitada. b) Que no se puede estacionar ni parar en el lado donde se encuentra la señal. c) Que no se puede estacionar.

La señal de estacionamiento de duración limitada

La respuesta correcta, efectivamente, es que el estacionamiento tiene duración limitada. De hecho, es una señal relativamente común en muchas ciudades en las que el estacionamiento no solo tiene una duración limitada, sino que también está regulado mediante parquímetros.

La confusión más habitual tiene que ver con su parecido con las señales que prohiben el estacionamiento. No obstante, el recuadro con borde negro, sobre fondo blanco, implica que el estacionamiento sí está permitido, pero con una duración limitada. De hecho, esta señal solo tiene sentido cuando se especifica debajo la limitación de tiempo. Lo habitual es que se especifique un tiempo máximo, de minutos, o incluso horas, un horario en el que tiene vigor la limitación temporal, y que los tiempos se controlen mediante parquímetros.

Aunque sea aún más raro, en algunas zonas, incluso, los ayuntamientos controlan el tiempo máximo de estacionamiento de los vehículos con dispositivos específicos, como tarjetas que disponen de un reloj giratorio con una cuenta atrás.