comscore
MENÚ
Diariomotor

4 MIN

La DGT limitará la velocidad a 30 km/h en ciudad, ¿es necesario? ¿en qué calles?

Velocidad 30 Kmh Ciudad Madrid Mitsubishi

Objetivo: calmar el tráfico. Así define la Dirección General de Tráfico uno de los cambios en la normativa que tiene preparados, de momento como borrador, para su próxima reforma del Reglamento General de Circulación. La DGT limitará la velocidad a 30 km/h en ciudad, obviamente, en zonas muy concretas, en calles de carril único y de un carril por sentido. Ahora bien, ¿en qué consiste esta norma? Y lo que no es menos importante, ¿es necesaria esta medida?

Cómo se limitará la velocidad a 30 km/h en ciudad

La DGT incorporará en el Reglamento General de Circulación, de manera que existirá una velocidad máxima genérica en ciudad de 30 km/h, insistimos, en calles de carril único y de un carril por sentido. Las estimaciones de la DGT consideran que los tramos limitados a 30 km/h en las ciudades españolas supondrían alrededor de un 80% de las vías urbanas, y son también las vías que menos tráfico soportan. En calles con más de un carril por sentido, los ayuntamientos podrán limitar la velocidad a un máximo de 50 km/h, teniendo en consideración que sean vías que conecten grandes flujos de tráfico y otro tipo de conexiones.

Ciudades como Madrid ya han aplicado esta normativa, a título municipal. En Madrid se estimó que el 85% de las calles quedan limitadas a 30 km/h.

El límite de velocidad máxima de 30 km/h en las ciudades españolas afectaría únicamente al 80% de las calles, aquellas de carril único, y un carril por sentido

Madrid ya introdujo los límites a 30 km/h en un 85% de las calles de la ciudad.

¿Por qué el límite a 30 km/h?

Tráfico defiende la medida por el aporte para la seguridad que supone rebajar los límites de velocidad en este tipo de calles. Según las estadísticas de la DGT, más del 60% de los accidentes de tráfico y alrededor del 30% de los fallecidos en ellos se concentran en las ciudades. La distancia que requiere un automóvil para frenar a 50 km/h es el doble (30 metros) que a 30 km/h (14 metros). Estas calles, que insistimos cubren alrededor de un 80% de los tramos urbanos, soportan únicamente un 20% del tráfico en las ciudades.

La experiencia en otros países es también un aspecto con el que la DGT defiende la medida, y no solo por su beneficio para la seguridad vial. Londres estimó la reducción en la congestión del tráfico en un 15% tras implantar zonas limitadas a 20 mph (32 km/h). En Berlín también contribuyó a reducir los niveles de dióxido de nitrógeno (NO2) en los puntos de control entre un 10% y un 15%. De manera que el argumento medioambiental también está presente.

Por otro lado, los límites a 30 km/h facilitan otra de las normativas que pretende introducir la DGT con la reforma del Reglamento General de Circulación, la de prohibir el uso de patinetes eléctricos por las aceras, a nivel genérico y nacional, y permitirlo por la calzada de las ciudades. En ciudades como Madrid, los patinetes eléctricos solo tienen permitido circular por la calzada en calles limitadas a 30 km/h.

Razones para limitar la velocidad a 30 km/h en las ciudades: la seguridad vial, reducir los atascos, mejorar la calidad del aire y facilitar el uso y convivencia con patinetes eléctricos y otros vehículos de movilidad personal

Patinetes y otros vehículos de movilidad personal, la nueva normativa que obligará a que circulen por la calzada, y la convivencia con peatones y conductores, también animan que la DGT introduzca este límite de velocidad genérico a 30 km/h.

¿Cuándo entrará en vigor esta medida?

Los límites a 30 km/h genéricos de la DGT se enfrentan, entre otras cosas, a la situación política que vive España. La DGT dispone ya de un borrador en el que se han introducido numerosas reformas, también endurecer las sanciones - con retirada de hasta 6 puntos - por utilizar el teléfono móvil conduciendo, o la regulación de los patinetes eléctricos. Pero estas medidas están pendientes de su aprobación, que no parece vaya a producirse antes de que tenga lugar la investidura del nuevo Gobierno de España, tras las elecciones del 10 de noviembre.