CERRAR
MENÚ
Diariomotor EléctricosLogo Diariomotor Eléctricos
Eléctricos

3 MIN

Ford patenta un cable con el que cargar un eléctrico será tan rápido como ir a la gasolinera

Elena Sanz Bartolomé | 17 Nov 2021
Ford Mustang Mach E 2021 Ionity 01
Ford Mustang Mach E 2021 Ionity 01

Ford y la Universidad Purdue (Estados Unidos) han unido fuerzas con un objetivo común: reducir los tiempos de carga de los coches eléctricos. Una meta que pretenden alcanzar desarrollando un cable con el que la recarga será tan rápida como pasar por la gasolinera.

Por ahora, una de las barreras que los vehículos eléctricos tienen que derribar por completo son los tiempos de carga. Una de sus limitaciones está relacionada con la rapidez a la hora de cargar la batería debido al peligro que supone un calentamiento excesivo: poner a punto la batería a más velocidad requiere más corriente y cuanto mayor sea esta, mayor será la cantidad de calor que se debe eliminar para mantener el cable en funcionamiento.

Enfriamiento alternativo

Con este punto de partida, Ford y la Universidad Purdue se pusieron manos a la obra para encontrar una solución que hiciera de la recarga algo simple con lo que se pudiera ahorrar tiempo… comparado con los procesos de ahora. Hoy en día, recuperar el 80 o el 100% de la capacidad de una batería puede llevar desde veinte minutos (en una estación de carga rápida) hasta varias horas si lo enchufamos al punto que tenemos instalado en casa.

Cifras que pueden frenar las intenciones de aquellos conductores que están pensando en comprar un coche eléctrico ¿Cómo lograr, entonces, tiempos más livianos? Reduciendo la cantidad de calor que se produce en los procesos actuales: una solución que ha llegado en forma de cable de carga que cuenta con un método de enfriamiento alternativo. De esta manera, es posible entregar mayor corriente.

Utiliza, para ello, un líquido como agente refrigerante activo que ayuda a extraer más calor del cable. Issam Mudawar, profesor de ingeniería mecánica de la Universidad Purdue, ha invertido los últimos 37 años en desarrollar diferentes maneras de enfriar dispositivos electrónicos de una forma más eficiente. Lo hace aprovechando la forma en la que el líquido captura el calor cuando se convierte en vapor.

Dos años

Aunque todavía está pendiente de patente, será posible combinarlo con la actual tecnología de recarga de los coches eléctricos y reducirá los tiempos que tenemos en la actualidad. Tanto es así que el proceso de carga de estos modelos puede llegar a ser tan rápido como un repostaje en una estación de servicio. Algo que facilitaría la transición a los vehículos eléctricos.

Las investigaciones siguen su curso y, por ahora, el cable de carga rápida tardará un tiempo en llegar al mercado. No obstante, Ford y la Universidad Purdue tienen previsto probar un prototipo en los próximos dos años para determinar velocidades de carga más específicas en ciertos vehículos eléctricos.

Más imágenes del Ford Mustang Mach-E:

46
FOTOS
VER TODASVER TODAS