ESPACIOS
ENERGÍA Y SOSTENIBILIDAD
Cerrar CERRAR

No solo por la etiqueta CERO de la DGT: cargar un coche eléctrico cuesta 5 veces menos que repostar gasolina

Los coches eléctricos tienen fama de ser caros si los comparamos con los coches tradicionales. Esto los convierte en una opción difícil para la mayoría de las personas. Si tomamos en cuenta que el precio medio de este tipo de vehículos en España se estima alrededor de 40.000 euros, esto supone un gasto importante para una persona promedio. Pero a pesar de su precio relativamente elevado, los coches eléctricos son cada vez más populares y presentan una gran ventaja, sobre todo si centramos la atención en sus consumos y especialmente en su coste por kilómetro.

¿Por qué finalmente un coche eléctrico resulta menos costoso que uno tradicional?

La creciente popularidad de este tipo de vehículos podría radicar en su capacidad para obtener la etiqueta CERO de la Dirección General de Tráfico española, así como sus asequibles costos de recarga. Esta etiqueta indica que los coches eléctricos no emiten gases de escape, algo que los diferencia de los híbridos enchufables, que tienen derecho a la etiqueta ECO de la DGT. Además, el bajo precio de recarga de los coches eléctricos los hace económicamente viables a largo plazo, lo que se traduce en una reducción de los gastos por kilómetro.

En este sentido, la rentabilidad de cargar un vehículo eléctrico es significativa, si la comparamos con el repostaje de gasolina, que suele costar hasta 5 veces más. La ventaja económica de poseer un vehículo eléctrico sigue siendo superior a la de los coches que utilizan combustibles fósiles tradicionales a pesar de las recientes fluctuaciones de los precios de la electricidad debidas al conflicto en curso entre Ucrania y Rusia.

Ventajas de un coche eléctrico

Si estás pensando en comprar un vehículo eléctrico, el coste de cargarlo es un factor esencial a tener en cuenta, pues, a diferencia del repostaje con gasolina, la carga de la batería de estos coches funciona de forma diferente. Los vehículos eléctricos y los vehículos con motor de combustión interna se diferencian por su fuente de combustible. Mientras que los primeros funcionan con electricidad, los segundos funcionan con gasolina.

El tiempo que tardará en cargarse un coche eléctrico dependerá de varios factores, como el nivel de carga, la autonomía y la cantidad de carga necesaria para reponerlo. Los cargadores de nivel 3 pueden cargar completamente un coche eléctrico en 15 o 20 minutos, mientras que los cargadores de nivel 1 (enchufes estándar) pueden tardar hasta 40 horas.

La prueba de Selectra

Para comparar el coste de tener un vehículo eléctrico frente a uno tradicional de gasolina, Selectra ha tenido en cuenta factores como la tarifa eléctrica media con discriminación horaria, la autonomía y el tiempo de carga de los vehículos, los impuestos y un uso diario entre semana de 30 kilómetros. En el análisis se emplearon como referencia uno de los eléctricos más vendidos en Europa y en España, el Tesla Model 3, y un eléctrico más económico y que más tiempo lleva en el mercado, el Nissan Leaf, estimando unos costes de carga mensual en 15,95 euros y 19,89 euros, respectivamente, frente a los 109,56 euros que supondría el gasto en gasolina en esas mismas condiciones (instaladores 2.0).

En sus resultados finales, se demostró que un vehículo de combustible tradicional actualmente genera un 22% más de gastos en repostaje de gasolina en comparación a hace un año, y cinco veces más que una alternativa eléctrica.

En resumen, podemos concluir que aunque es cierto que los vehículos eléctricos tienen un coste inicial más elevado que los coches que usan gasolina, presentan varias ventajas que aumentan su atractivo. Sus costes de mantenimiento son más bajo, así como también los costes de cargarlos son reducidos. Además, no emiten toxinas ni gases nocivos, lo que los convierte en una opción más ecológica.

Estas ventajas a largo plazo hacen que la inversión sea útil. Así que, si buscas una opción más ecológica y rentable para tu próximo vehículo, sin duda merece la pena considerar un coche eléctrico.

Cargando...