ESPACIOS
Cerrar CERRAR

El primer kWh de energía eólica marina TLP del mundo se acaba de producir en España

España siempre suele ser una referencia en lo que a producción de energía limpia se refiere debido a las condiciones especialmente óptimas de la geografía ibérica. Y ahora se ha dado un nuevo paso de gigante en nuestras tierras. O mejor dicho, en nuestras aguas. Y es que la primera plataforma de energía eólica marina TLP del mundo acaba de producir el primer kWh. Lo ha hecho en la zona de pruebas de Canarias, y podría ser la primera piedra de una nueva forma de generar electricidad que se extienda por todo el mundo.

¿Cómo es la primera plataforma de energía eólica marina TLP?

La plataforma eólica marina es de la compañía española X1 Wind y es un prototipo denominado X30. Para los entendidos, la plataforma X30 cuenta con una turbina Vestas V29 con una adaptación especial y con un convertidor de potencia ABB. A su vez, se combinan los sistemas SPM y TLP para la fijación de la plataforma al fondo marino.

Para los no entendidos, se trata de un aerogenerador estándar adaptado para poder ser instalado sobre una plataforma flotante de tres puntos.

El sistema de amarre SPM sujeta la plataforma por un único punto, con un sistema de anillo rozante. Gracias a esto, la plataforma realiza un efecto veleta, modificando la posición que mantiene sobre el agua para estar siempre orientado de forma pasiva en la dirección que permita obtener el máximo rendimiento. A su vez, el anillo rozante permite que con un único punto de amarre, aunque la plataforma gire, el cable no se enrolle sobre sí mismo.

La gran novedad de la plataforma X30 de X1 Wind reside en el sistema TLP, que utiliza cables de acero en tensión para mantener fondeada la plataforma. Esto establece una diferencia grande con respecto a las plataformas flotantes que hasta ahora se habían desarrollado que utilizaban anclajes en forma de cadena, y que eran más perjudiciales para el fondo marino y para el resto de actividades marinas, permitiendo también llegar a aguas más profundas, alejando a estas plataformas de la costa.

Algo curioso es que los aerogeneradores en tierra suelen funcionar en barlovento. Por la funcionalidad de veleta de estas plataformas flotantes, el aerogenerador debe funcionar en sotavento. El concepto es el mismo, claro está, pero no deja de ser curioso el trabajo de adaptación que requiere llevar una creación de ingeniería a otro campo.

El prototipo se desmantelará en el mes de mayo, pero sobre esta plataforma se desarrollará la definitiva, con una potencia de 15 MW (la actual es de 225 KW), con las que se querría dar forma a los proyectos eólicos flotantes que tan populares se han hecho en España en los últimos días.

Queda ver cómo avanza y se desarrolla el aprovechamiento de la energía eólica marina, que podría convertirse en otra fuente de energía clave que asegure la producción necesaria para disponer de una red de suministro eléctrico imprescindible para la consolidación del mercado de los coches eléctricos.

Foto de Emmanuel Jiménez

Emmanuel Jiménez

Cargando...