CERRAR
MENÚ
Diariomotor Energía y SostenibilidadLogo Diariomotor Energía y Sostenibilidad

5 MIN

El Parlamento Europeo da luz verde, ¿será 2035 el año del fin del diésel y la gasolina?

David Villarreal | @davidvillarreal 14 Feb 2023
Coche No Acelera Pierde Fuerza Combustion Diesel Calentadores
Coche No Acelera Pierde Fuerza Combustion Diesel Calentadores

La decisión de prohibir las vehículos de combustión interna en 2035, lo que no solo aplica a diésel y gasolina, sino también híbridos e híbridos enchufables, sigue adelante y desarrollándose lenta pero inexorable en los organismos europeos. Hoy se ha dado un nuevo paso adelante, con la votación favorable del Parlamento Europeo del texto aprobado en la Comisión Europea.

El texto ha salido adelante con 340 votos a favor, 279 en contra y 21 abstenciones y el siguiente paso será su aprobación formal por parte del Consejo Europeo.

Aunque normalmente nos referimos a esta medida legislativa como la prohibición de las ventas de vehículos de combustión interna en 2035, es importante recordar que se trata de todo un paquete normativo que también implica, entre otras medidas, la reducción de las emisiones de CO2 de turismos y vehículos comerciales ligeros nuevos en el interim. Y que este es uno de los paquetes de un plan mucho más ambicioso, el del Objetivo 55 - también conocido como Fit for 55 - para reducir las emisiones de la Unión Europea, en todos los ámbitos, en al menos un 55% hasta 2030 (con respecto a 2005) y alcanzar la neutralidad climática en 2050.

Esta normativa acabará inexorablemente con las ventas de turismos con motores de combustión interna, no solo por el objetivo de prohibición en 2035, sino sobre todo por los objetivos de reducción de emisiones propuestos en el interim
El Peugeot 3008 es el híbrido enchufable más vendido en España. Este año recibirá un relevo generacional con una versión completamente eléctrica. La prohibición de vender turismos de combustión interna en 2035 también aplicará a los híbridos enchufables.
6
FOTOS

¿Será 2035 el año del fin del diésel y la gasolina?

Si nos ceñimos al texto aprobado en noviembre y ahora refrendado por el Parlamento Europeo, sí, 2035 es la fecha clave en la que se prohibirán las ventas de coches nuevos con motores de combustión interna.

Si analizamos en más detalle el texto, nos percataremos de que las ventas de turismos con motor de combustión interna irán cesando progresivamente mucho antes. Para 2030, los fabricantes deberán alcanzar un objetivo intermedio de reducción de emisiones del 55% para turismos y 50% para furgonetas con respecto a 2021. En la práctica eso supondría haber conseguido que una parte considerable de sus ventas sean de vehículos completamente eléctricos, ya sea con tecnología de baterías, o pila de combustible.

De hecho, el mecanismo que beneficia las ventas de vehículos eléctricos e híbridos enchufables, con incentivos que compensan las emisiones medias del resto de ventas de vehículos de combustión interna, se limitará de 2025 a 2029 a un 25% del índice actual y en 2030 desaparecerá.

Así las cosas, lo normal es que en el período entre 2030 y 2035 la disponibilidad de vehículos de combustión interna haya disminuido considerablemente y que antes de 2035 algunos fabricantes ya hayan abandonado, por completo, las ventas de diésel, gasolina, híbridos, e incluso híbridos enchufables.

Aunque el texto plantea exenciones y alternativas como la combustión interna neutral, los objetivos de reducción de emisiones intermedios serán los que acaben por desplazar y eliminar a la combustión interna, en muchos casos antes incluso de 2035
DS 3 eléctrico. DS es una de las marcas que dejará de vender vehículos de combustión interna en los próximos años, mucho antes de 2035.
170
FOTOS

¿Hay alguna solución para evitar la prohibición de diésel y gasolina?

En los últimos meses hemos hablado de algunos apartados que, sin ser realmente resquicios legales, sí que abren la puerta a la moderación de los objetivos propuestos o, como mínimo, a plantear otras alternativas climáticamente neutrales. Por ejemplo, los fabricantes de bajo volumen, con una producción hasta 10.000 unidades de turismos, o hasta 20.000 unidades de furgonetas al año, estarán exentos de cumplir los objetivos de reducción de emisiones intermedios hasta 2035.

El texto se reserva mediante una cláusula la revisión en 2026 de los objetivos, lo que abriría la puerta a nuevas exenciones, así como implantar una metodología rigurosa para estimar las emisiones de CO2 de un automóvil, ya no solo durante su utilización, sino también durante todo el ciclo de vida, incluida su producción. Lo cual implica que en 2035 los vehículos nuevos no solo deberían producir cero emisiones locales, sino también haber neutralizado su huella de carbono.

Otro aspecto interesante es el de los combustibles sintéticos neutrales. La Comisión Europea introducía una enmienda que abría la puerta a considerar esta opción, más allá de 2035, que permitiría seguir vendiendo turismos con motor de combustión interna siempre que garanticen que funcionarán única y exclusivamente empleando combustibles sintéticos neutrales. En cualquier caso, aún existen muchas dudas al respecto de la consideración que podría hacer la Unión Europea de estos combustibles y, sobre todo, de la viabilidad de su uso y de la viabilidad de lanzar