CERRAR
MENÚ
DiariomotorLogo Diariomotor

8 MIN

10 normas básicas para el uso obligatorio de mascarilla en el coche

David Villarreal | @davidvillarreal | 8 Jun 2020
Familia Diesel Coche Ninos Interior
Familia Diesel Coche Ninos Interior

Ya sabemos que el uso de mascarilla en el coche será obligatorio, en ciertas circunstancias, y también que no utilizarla, cuando estemos obligados a hacerlo, podría costarnos 100 euros de multa. Si viajamos solos en coche no es necesario utilizar mascarilla, pero sí lo es para mayores de seis años que compartan el coche con personas con las que no conviven, y también para el conductor. Y mucho ojo, porque esta obligación seguirá después de la desescalada y es probable que durante muchos meses, mientras el virus de la COVID-19 siga propagándose. Dicho lo cual, os daremos 10 consejos sobre el uso obligatorio de la mascarilla en el coche.

1. Si no estás obligado, no uses mascarilla en el coche

El uso de la mascarilla obligatoria en el coche está pensado para evitar que contagiemos el virus, o seamos contagiados. Por lo tanto, si no hay riesgo de contagio, no deberíamos utilizar mascarilla en el coche, especialmente en el caso del conductor. Lo mejor que podemos hacer es no utilizar mascarilla si viajamos solos, conduciendo nuestro coche, o si viajamos acompañados únicamente de personas con las que convivimos.

Si viajas solo, o con tu familia, con la que convives, hazlo sin mascarilla

Si en el coche solo viajas con personas con las que convives, no estás obligado a utilizar mascarilla.

2. Si estás obligado, no te quites la mascarilla en el coche

Es importante recordar que, tal y como apuntan los expertos, los espacios cerrados y sin ventilación natural favorecen la propagación de la COVID-19. De ahí que la obligatoriedad de usar la mascarilla en el coche cuando viajamos con personas con las que no convivimos sea tan importante. Si estás obligado a utilizar la mascarilla no te la quites en ningún momento, colócatela bien, y nunca te la dejes colgando en la barbilla. Esto es de vital importancia, no solo porque podrías ser sancionado con una multa de hasta 100 euros, sino sobre todo porque el riesgo de contagio es muy alto.

Colócate muy bien la mascarilla, que no te moleste si eres el conductor, y úsala siempre en el coche cuando viajes con alguien con quien no convives, no solo te evitará multas, sino que es imprescindible para evitar contagios

3. Colócate muy bien la mascarilla

Siempre que viajemos en coche y utilicemos mascarilla es importante que lo hagamos adecuadamente. Si estamos obligados a utilizar mascarilla en un coche, porque viajamos con gente con la que no convivimos, es porque así vamos a minimizar el riesgo de contagio. Y para minimizar ese riesgo, es importante que nos coloquemos la mascarilla correctamente, tanto si somos conductores, como si somos pasajeros.

Colócate la mascarilla cubriendo boca, nariz y barbilla, nunca la lleves suelta bajo la barbilla. Intenta que la mascarilla quede bien ajustada a tu cara, y no queden huecos. No te la quites en ningún caso para hablar, toser, o estornudar.

4. Si conduces el coche, evita que la mascarilla te moleste

Si somos los conductores y estamos obligados a llevar mascarilla es doblemente importante que nos la coloquemos correctamente, para evitar contagios, y para evitar que nos dificulte la conducción. Evita que la mascarilla esté colocada demasiado alta, de manera que pueda dificultar la visión. Ajusta bien los cordeles en las orejas antes de iniciar la marcha, para que no tengas que recolocarla, y pueda causar distracciones, mientras conduces.

5. Ventila correctamente tu coche

Cualquier precaución es poca. Y más allá de que utilicemos mascarilla en el coche, porque es obligatoria, cuando viajemos con personas con las que no convivimos, recomendamos una correcta ventilación del habitáculo para reducir aún más el riesgo de contagio. También recomendamos ventilar correctamente el coche, abriendo ventanillas y puertas, después de haber viajado con pasajeros con los que no convivamos.

Existen estudios que hablan de lo decisiva que resulta la ventilación de un espacio cerrado para reducir el riesgo de contagio. Se han analizado casos de contagios en espacios cerrados y, más concretamente, en vehículos de transporte de pasajeros, en los que una mala ventilación y recirculación del aire pudo facilitar el contagio del virus. Ver artículo de El País.

No solo es importante utilizar mascarillas en el coche cuando viajemos con alguien con quien no convivimos, sino también ventilar correctamente el habitáculo, antes, durante, y después del viaje

Es recomendable que viajemos con las ventanillas bajadas y que desactivemos la recirculación del aire de la climatización de nuestro coche. Al activar la recirculación el climatizador está encargándose en todo momento de mantener la temperatura del aire en el habitáculo recirculándolo, sin expulsarlo al exterior y recuperar aire del exterior. Si desactivamos la recirculación el climatizador obtendrá aire del exterior para renovar el aire del habitáculo.

Si compartes coche con pasajeros con los que no convives, desactiva la recirculación del coche, e intenta utilizar ventilación natural bajando las ventanillas.

6. No deposites la mascarilla en cualquier lado

Aunque no estés obligado a utilizar la mascarilla en un trayecto en coche, es probable que ya hayas vivido la situación de entrar con la mascarilla en tu coche, después de haber estado con ella puesta en espacios públicos, y decidir dónde sueltas la mascarilla. Los expertos desaconsejan que la llevemos suelta, bajo la barbilla, y aún más que nos la guardemos en el bolsillo, o en la guantera, porque podríamos convertirlo en un vector de contagio.

Tras su uso, se recomienda que la guardemos en una bolsa independiente y transpirable y siempre en la misma posición. La Sociedad Española de Neumología recomienda utilizar una bolsa de papel y evitar las bolsas de plástico para guardar nuestra mascarilla en el coche.

No deposites la mascarilla en la guantera, el bolsillo, o en el retrovisor, lo mejor es utilizar una bolsa transpirable y las mascarillas usadas siempre fuera del coche, y a la basura

7. No cuelgues la mascarilla en el retrovisor del coche

He de reconoceros que la primera vez que entré en mi coche con mascarilla tuve la tentación de colgarla en el retrovisor. Como os advertíamos anteriormente, cuando no utilicemos la mascarilla hemos de depositarla en lugar apropiado, a ser posible en una bolsa independiente y transpirable.

El retrovisor no solo no es el lugar apropiado para colocar la mascarilla, y puede convertirse en un vector de contagio, sino que además puede dificultarnos la visibilidad e incluso convertirse en una distracción si se cae mientras estamos conduciendo.

8. No dejes mascarillas usadas en el coche

Siguiendo lo dicho en los puntos anteriores, es importante que no acumulemos mascarillas usadas en el coche y que no las dejemos en cualquier lado. Lo mejor que podemos hacer es mantener la mascarilla puesta al bajar de nuestro coche, y deshacernos de ella adecuadamente, en una papelera, o incluso llevárnosla hasta nuestra casa, o nuestro destino, para tirarla correctamente en la basura.

9. Llevar mascarillas de repuesto en el coche

Hasta que el virus desaparezca, o tengamos un remedio como una vacuna o tratamientos efectivos para evitar las graves consecuencias para la salud que genera, tendremos que acostumbrarnos a convivir con las mascarillas. Un buen consejo es asegurarnos de que siempre tenemos mascarillas nuevas y limpias a mano, por ejemplo llevando una bolsa con mascarillas de un solo uso en la guantera.

En nuestros trayectos en coche se van a dar, necesariamente, situaciones en las que necesitaremos una mascarilla, incluso cuando viajemos solos. Un caso típico: no hemos necesitado mascarilla para bajar al garaje, coger el coche, y hacer un viaje, pero tenemos que parar a repostar y para pagar tenemos que acceder a la tienda de la estación de servicio. En un caso como este, tener una mascarilla a mano es imprescindible.

Es recomendable llevar siempre alguna mascarilla de repuesto en el coche, pero evita acumularlas durante mucho tiempo, y renuévalas, puesto que pueden degradarse en condiciones extremas, como al estar aparcado el coche al sol

10. Cuida y renueva las mascarillas que lleves en el coche

No obstante, y a pesar de que es aconsejable llevar mascarillas nuevas de repuesto en el coche, es importante que sepamos que estas se degradan con el paso del tiempo y el calor. No deberíamos dejar las mascarillas abandonadas, ni expuestas al calor intenso que puede alcanzar nuestro coche si lo dejamos aparcado en la calle, y al sol, en verano. Llevar alguna mascarilla de repuesto siempre en el coche es una gran idea, pero si no vamos a poder garantizar que estas se conservan correctamente, no deberíamos dejar una bolsa llena de mascarillas durante semanas, y expuestas a condiciones extremas, como el calor.

Lo ideal es que vayamos rotando las mascarillas que dejamos en nuestro coche, que tengamos siempre una a mano, la utilicemos, y la sustituyamos por otra nueva para la próxima ocasión en que vayamos a necesitarla.