CERRAR
MENÚ
DiariomotorLogo Diariomotor

12 MIN

Comprar un coche de segunda mano entrado en años: por qué deberías hacer una previsión de averías y mantenimiento

David Villarreal | @davidvillarreal | 13 May 2022
Bmw Z4 E85
Bmw Z4 E85

La compra de un coche de segunda mano seminuevo, con pocos años, y pocos kilómetros, ofrece cada vez más garantías al comprador, gracias al fenómeno de los coches reacondicionados. Pero muchos, entre los que me incluyo, nos acercamos al mercado de ocasión para encontrar vehículos de segunda mano con más de diez, e incluso veinte años. Buscando coches exóticos, deportivos, de gama alta, con muchos kilómetros, muchos años, los suficientes como para hacernos con ese coche que siempre quisimos tener en el garaje, por lo que cuesta un Dacia recién salido del concesionario.

En esta guía, en cualquier caso, los consejos que os daremos son aplicables para cualquier coche de segunda mano, independientemente de su precio, antigüedad, y kilometraje, aunque debería ser especialmente útil en el proceso de compra un coche con muchos años, y muchos kilómetros.

Hoy me gustaría contarte por qué deberías hacer una previsión de averías y mantenimiento, y reservar un presupuesto a tal efecto, a la hora de comprar un coche de segunda mano entrado en años. Y no solo eso. Os contaré también por qué es muy útil tener preparada esta previsión mucho antes de comprar un coche de segunda mano, incluso antes de que te hayas decidido por un modelo de automóvil u otro.

Analizar posibles gastos en averías, mantenimiento, fallos comunes, no es solo aconsejable para las finanzas domésticas, sino también para ayudarte a hacer una buena compra de un coche de segunda mano
Motor del BMW Z4 E85.

Previsión de averías y mantenimiento en un coche de segunda mano

La idea de preparar una previsión de averías y mantenimiento en un coche de segunda mano consiste en investigar a fondo el coche que queremos comprar, identificar problemas comunes, tareas de mantenimiento ineludibles y otro tipo de gastos. Conociendo bien el automóvil que vamos a comprar minimizaremos riesgos en la compra de un coche de segunda mano y partiremos con ventaja a la hora de analizar la unidad que vamos a comprar y saber que esta se encuentra en buen estado.

Esta previsión no es solo un gran instrumento de control de las finanzas domésticas, sino también la herramienta más efectiva para ayudarnos en el proceso de decisión de compra de un coche.

Elabora una lista de posibles averías, tareas de mantenimiento y otros gastos que requiere un automóvil, y una estimación de costes. Sitúate en el peor de los casos, que probablemente sería aquel en el que decidirías huir de ese coche. Imagina que el automóvil que has elegido presenta algunas de las averías más frecuentes, tiene pendiente tareas de mantenimiento costosas y requerirá de otros gastos, cambio de neumáticos, inspecciones técnicas...

Ponte en la peor situación, en aquella que lograría disuadirte de comprar un coche de segunda mano, en la que requiera reparar numerosas averías, fallos comunes y labores de mantenimiento costosas que están pendientes
Infografía del BMW Z4 E85.

Te ayudará en el proceso de decisión de compra de coche de segunda mano

  • No importa que aún no te hayas decidido por un modelo u otro. Esa previsión de mantenimiento, gastos comunes, puede ayudarte a decantarte por un modelo de automóvil u otro. Incluso puede hacer que descartes un modelo. Si sabes que un coche, llamémoslo X, tiene un fallo común cuya reparación puede costarte miles de euros, y una tarea de mantenimiento que te costará más de 1.000€, es posible que lo descartes, o que otorgues mayor prioridad a la compra de ese coche Y del que no se tienen constancia fallos comunes muy caros y su mantenimiento es más económico.
  • Esta previsión puede ayudarte, incluso, a decidirte entre una configuración de mecánica y equipamiento de un mismo modelo, u otra. Me encanta el Mercedes SL de la generación R230 y me encantaría tener un SL 500 con motor V8. Pero como sé que esta versión equipaba de serie un sistema de suspensiones neumáticas con un rendimiento excelente, pero cuya reparación puede costarme casi tanto como el propio coche de segunda mano, tal vez este aspecto me hiciera decantarme por un Mercedes SL 350 con motor V6, que no disponía de este sistema.
Porsche Boxster 986.

Conoce bien el coche de segunda mano que vas a comprar

  • Navega por internet para planificar la compra de tu coche de segunda mano. Consulta páginas webs, pruebas de coches de la época, elaboradas por profesionales que te contaron todo sobre el coche que vas a comprar cuando llegó a los concesionarios. Diariomotor es un buen punto de partida (utiliza los operadores de Google para consultar la hemeroteca). Diariomotor fue fundado en 2005. Pero cuando Diariomotor fue fundado ya había otros portales, como el de nuestros colegas de KM77, que llevaban más de un lustro probando coches y contando su experiencia. Si se trata de un coche aún más antiguo, o un clásico, también es buena idea recurrir a la prensa especializada en clásicos y páginas web como pieldetoro.net.
  • Investiga en foros especializados, en los que encontrarás la experiencia de propietarios del coche que te vas a comprar y posibles averías y fallos comunes. No dudes en preguntar y en ver cómo fueron resueltas. Tal vez así descubras cómo en ese flamante Porsche 986 que te quieres comprar no solo deberías asegurarte de que ha sido reforzado el IMS, o planificar reforzarlo en cuanto lo compres, sino también que deberías prestar especial atención al estado del embrague y a cualquier indicio de fuga de refrigerante.
BMW Z3 Coupé.

Planifica, obsesivamente, cualquier posible reparación y mantenimiento

  • Planifica lo que te costaría reparar cualquier defecto común y asume que, preventivamente, tendrás que hacerlo en cuanto te compres el coche de segunda mano. Te ayudará a decidirte por ese coche en el que ya ha sido resuelto, o no presenta el fallo, o a comprobar que ese coche que ibas a comprar presenta un defecto común que tendrás que reparar en cuanto lo compres.
  • Investiga el mantenimiento que requiere el coche de segunda mano que vas a comprar, sobre todo las labores de mantenimiento más costosas, como la distribución. Si sabes que el coche que vas a comprar requiere hacer la distribución y otras labores de mantenimiento costosas a los 120.000 kilómetros, probablemente prefieras comprar un coche con 170.000 kilómetros que ya ha pasado por ese trámite, que otro con 100.000 kilómetros, que implicará que tú tengas que hacerlo en el primer o segundo año tras la compra.
  • Incluye otros gastos en la planificación, como los frenos, o incluso los neumáticos. Imagina que el coche que vas a comprar requerirá de 4 neumáticos nuevos. En un automóvil de cierto nivel eso puede suponer un gasto añadido realmente alto. De manera que el mero hecho de disponer de un juego de neumáticos nuevos, o con pocos kilómetros, en el coche de segunda mano que vas a comprar, puede hacer que te decantes por comprar ese coche y no otro.
BMW Z3 Roadster.

Habla con el propietario del coche de segunda mano y pide facturas

  • En el momento en que encuentres una unidad que, aparentemente, es una buena candidata para la compra, habla con el propietario, pídele amablemente que te cuente las tareas de mantenimiento y averías que ha ido realizando en los últimos años. No se trata de marear al vendedor, sino de madurar tu decisión de compra y tratar de que esta sea segura cuando realmente te hayas decidido por comprar un coche de segunda mano antes de dar el último paso.
  • Importante. Que el propietario de un coche guarde las facturas es un indicio más que nos puede llevar a pensar que ese propietario se ha preocupado por su coche. Resulta muy útil disponer de las facturas de los últimos años de un coche de segunda mano, te ayudará antes, pero también después de haberlo comprado.
  • El historial de averías y mantenimiento que muestran las facturas te ayudará a completar aún más tu previsión de averías y mantenimiento. Y no solo eso. Disponiendo de ese historial del candidato a compra de segunda mano podrás ir tachando gastos y, como esas averías, y ese mantenimiento, se ha realizado recientemente, sabrás que probablemente no te tocará realizar esas tareas, al menos en el primer o primeros años desde que compres el coche.
  • Disponer de las facturas de los últimos años también te resultará muy útil más adelante, si te decides por comprar un coche de segunda mano. Lo mejor que puedes hacer es mostrárselas a tu mecánico de confianza la primera vez que le lleves el coche (recomendamos una revisión general en el taller nada más comprarlo). Porque con esas facturas resultará más sencillo diagnosticar posibles averías o anticiparse a tareas de mantenimiento que tendrás que realizar en meses o años.
Mercedes SLK R171.

Ejemplo de aplicación de esta previsión en un coche de segunda mano

No quería terminar este artículo sin mostraros un ejemplo de cómo esta previsión de averías y mantenimiento puede ayudar a decidir la compra de un coche de segunda mano. Y el ejemplo no es otro que el de un servidor, que hace unos meses adquirió un Mercedes SLK 350 R171. Mi objetivo inicial era hacerme con un roadster, alemán, con seis cilindros, no necesariamente muy potente y de los años 2000. Entre los candidatos, BMW Z3, BMW Z4, Mercedes SLK R171 y Porsche Boxster (986).

A continuación, algunas de las reflexiones y decisiones que tomé durante el proceso de búsqueda de un coche de segunda mano:

  • Muy a mi pesar, descarté Boxster por los temores que me generaron los problemas de IMS, o por lo que afectaría a mi presupuesto tener que realizar el refuerzo tras comprarlo y otras labores de mantenimiento.
  • Estuve a punto de descartar el Mercedes SLK, por el temor que me generaban posibles problemas en el sistema de techo escamoteable (techo Vario), que son costosos y difíciles de reparar. Pero al encontrar una unidad muy por debajo del presupuesto que había estimado, asumí ese posible "riesgo" y me decanté por este, en vez de por BMW Z3 o BMW Z4.
  • Mi preocupación por el techo Vario hizo que prestara mucha atención en este punto antes de comprarlo. Y ayudó el hecho de que su anterior propietario lo hubiera cuidado con mucho mimo, hasta el punto de regalarme el líquido que utilizaba cada 6 meses para nutrir las juntas de goma. Definitivamente, este tipo de detalles son un indicio muy claro de que el anterior propietario se ha preocupado por el coche.
  • Las primeras series del Mercedes SLK 350 R171 presentaron un problema que podía provocar un fallo catastrófico de motor (ver en slkworld.com). Pero, dado que este problema surgía frecuentemente a partir de la franja de los 60.000 y los 80.000 kilómetros, descarté que fuera a afectarme en un coche que estaría más próximo de los 200.000 kilómetros.
Mercedes SLK 55 AMG R171.
  • Calculé una labor de mantenimiento tras la compra muy por encima de los 1.000 euros, para sustituir todos los filtros, cambio de aceite y bujías, siendo esta última una tarea de mantenimiento que se lleva a cabo cada 100.000 kilómetros.
  • El hecho de que el anterior propietario ya hubiera sustituido bujías contribuyó a que me decidiese por su coche, con más de 200.000 kilómetros, aunque buscaba una unidad con menos kilómetros, frente a otras opciones en el entorno de los 150.000 y los 180.000 kilómetros.
  • Aunque había calculado mantenimiento de frenos (incluida la sustitución de discos) y suspensiones, también ayudó mucho que me decidiera por una unidad en la que ya se habían sustituido estos componentes en el último año.
  • Que el propietario del coche me enviase todas las facturas de los últimos años, tras mostrar mi interés por el coche y una conversación por Whatsapp de apenas 30 minutos, ayudó a que se ganase mi confianza. Y sobre todo ayudó a que eliminase muchos gastos de mantenimiento que ya había previsto.
Prototipo del Mercedes SLK R170 y apuntes de su diseño sobre un boceto.
  • De la experiencia del propietario anterior, anoté también otros componentes que he tenido (y tendré) que ir sustituyendo tras la compra, como inyectores y bobinas de encendido. Pero su coste es asumible y, en muchos casos, son tareas que puedo realizar yo mismo.
  • Calculé el precio de sustituir los 4 neumáticos tras la compra y un presupuesto con el modelo de neumático exacto que quería para este coche. Llegué incluso a planificar la sustitución de las 4 llantas, para equipar un neumático mucho mejor que no está disponible en la medida de llanta que equipaba de serie este coche. Y, de nuevo, también contribuyó a que me decantara por esa unidad que los neumáticos estuvieran en un estado impecable y apenas hubieran rodado unos miles de kilómetros.
Techo Vario del Mercedes SLK R170.

Tras la compra, prepara una lista de tareas pendientes

La misma lista de previsión de averías y mantenimiento que te resultó tan útil para elegir un coche de segunda mano, y no otro, será un buen punto de partida para planificar todas aquellas tareas que tendrás que llevar a cabo tras la compra de un coche de segunda mano y que, según el estado del coche, y su antigüedad, necesariamente podrían requerir de mucho tiempo y, sin una buena planificación, mucho dinero.

Mi consejo, de nuevo, pasa por anotar obsesivamente todas aquellas tareas susceptibles de ser llevadas a cabo. Anota absolutamente todo y establece prioridades, desde comprobar el estado de los líquidos nada más comprarlo, presiones de los neumáticos, los faros, hidráulicos del capó y el maletero y, por absurdo que pueda parecer, el estado de la rueda de repuesto y el procedimiento a seguir en caso de pinchazo.

Diferencia entre aquellas tareas urgentes e importantes, como puede ser remplazar los neumáticos, o una luz fundida, y aquellos pequeños caprichos, que es natural que queramos hacer cuanto antes, como puede ser montar unas llantas que nos gusten más, un sistema de entretenimiento moderno, y otras modificaciones.

Mercedes SLK R171.

Pero, sobre todo, el mejor consejo que os podemos dar es que disfrutéis del proceso de decisión de compra un coche de segunda mano. Un proceso que, sin duda, para los que amamos el mundo del automóvil, puede ser tan ilusionante y emocionante, como lo será más tarde el uso y disfrute del coche de segunda mano que hemos escogido.