CERRAR
MENÚ
DiariomotorLogo Diariomotor

6 MIN

5 consejos básicos para elegir los guantes de moto adecuados (+1 de regalo)

Colaboradores | 6 Dic 2020
Gijs Coolen Moto Guantes
Gijs Coolen Moto Guantes

Ya te has comprado tu flamante moto del A2 o tu primera scooter de 125 aprovechando el carnet de coche y, lógicamente, has buscado un casco que se adapte a tus necesidades. Atento porque aún te falta algo esencial y pronto obligatorio, así que aprovecha la llegada de la Navidad y los Reyes que llegan para ir pidiéndolo porque te hará falta. Repasamos los 5 consejos fundamentales para que escojas tus guantes de moto idóneos.


7
FOTOS
VER TODASVER TODAS

Hay una frase muy manida en el mundo motero. Ésta afirma que existen dos clases de motoristas: los que se han caído y los que se van a caer. En cualquiera de los casos, si alguna vez has tenido un accidente y has rozado el asfalto a cierta velocidad, serás testigo de lo vulnerables que son las manos si por alguna razón no iban suficientemente protegidas.

Junto con la cabeza y las extremidades inferiores, las manos y muñecas son una de la partes más propensas a sufrir heridas y fracturas en caso de accidente. Ésta es una de las razones por las que pronto la DGT los hará tan obligatorios como el casco

Resulta por tanto esencial cuidar adecuadamente de ellas, no solo por motivo del frío o la lluvia, sino porque basta un pequeño roce o un apoyarse mal al caer para darnos cuenta de lo delicadas, importantes y útiles que son nuestras manos. Si aún no cuentas con un buen par de guantes, ¿a qué estás esperando? Aquí van algunos aspectos a tener en cuenta.

1. No escatimes en calidad (aunque tampoco es necesario gastarse una fortuna)

En términos generales, éste es el consejo básico del que dependen todos los demás. Hay infinidad de tipos de guantes, sea de verano, invierno, largos, cortos, etc...pero como en tantos otros casos, un artículo excesivamente barato puede salirte muy caro.

A la hora de comprarlos, no solo te asegures de que llevan la correspondiente certificación CE, sino fíjate en el espesor del material y en las costuras, así como en lo bien cosidos o remachados que estén los velcros, cremalleras o botones.

Hoy día existen en el mercado marcas de fiabilidad contrastada cuyos guantes tienen una gran calidad y a precios no necesariamente desorbitados. Basta buscar, informarse bien y comparar

2. Escoge un guante adecuado a las condiciones de uso que le vas a dar

Si algo tiene el ser motero es estar en conexión con el medio, para lo bueno y lo malo. En el aspecto negativo, pocas cosas hay tan incómodas (e incluso peligrosas) como pasar frío durante un tiempo prologando en los dedos, máxime si llueve y nos hemos empapado. Tampoco es plato de gusto asarse las manos en verano con unos guantes excesivamente tupidos cuando el calor aprieta.

En sentido general, conviene tener un par de guantes aptos el frío y la lluvia y otros más ligeros y ventilados para no tener excusas en verano. Tus manos nunca lo agradecerán bastante

Por último, no es lo mismo conducir una scooter por ciudad que meterte en circuito con una superdeportiva o llevar una moto de enduro por el campo. En los casos especiales, conviene asesorarse bien con moteros experimentados o en tiendas especializadas sabre el tipo de guante que te conviene para un uso determinado.


3. Ante la duda, cuanto más cuero, mejor

Aunque el título es un tanto genérico, te da la clave para discernir cuándo tienes delante un buen par de guantes. El cuero es un material idóneo puesto que, si tiene el suficiente espesor, calidad y está bien tratado, resiste altas abrasiones durante un tiempo prolongado, son flexibles y transpiran con mayor facilidad que la mayoría de opciones sintéticas.

Si escoges unos guantes gruesos de invierno con materiales técnicos o unos muy ligeros de verano, asegúrate de que al menos las palmas y los dedos estén forrados de buen cuero y que éste tenga buenas costuras

4. Mejor si llevan deslizaderas y protección para meñique y nudillos

No queremos ser demasiado gráficos ni entrar en cuestiones traumatológicas que superan nuestro conocimiento, pero si caes apoyando mucho peso sobre la mano o a una velocidad incluso moderada, es bastante probable que sufras un esguince ofractura de muñeca, laceraciones en los nudillos o rotura de meñique en caso de que el guante genere resistencia al chocar contra el suelo.

Por ello, conviene que te fijes si los guantes en cuestión incorporan refuerzos de algún tipo sobre los nudillos y en la zona de la palma que continúa hacia el pulgar (o zona metacarpofalángica para ser un poquito más precisos) y, si los guantes son largos y cubren la muñeca, en esta parte.

Un detalle que distingue a los buenos guantes es que el dedo meñique esté unido al menos hasta la primera falange al anular, minimizando así el riesgo de rotura o algo peor. Míralo con atención

5. Pruébate los guantes, preferiblemente con el manillar de tu moto

Por último, algo bastante evidente pero que a veces obviamos en esta época de compras por internet. Es muy importante que los guantes en cuestión no te aprieten en exceso ni tampoco que queden demasiado holgados.

Así como es esencial escoger la talla de casco que se adapta mejor a la forma concreta de nuestra cabeza, también es fundamental utilizar unos guantes que nos permitan conducir cómodamente y con el máximo de precisión

La clave está en encontrar un punto medio entre comodidad, confort térmico y seguridad. En cualquier caso, es importante que te los pruebes preferiblemente con los mandos de tu moto, de tal modo que te asegures de que puedes manejarlos adecuadamente. Si no es el caso, te recomendamos encarecidamente que los descambies por otra talla pues probablemente acabarás dejando de usarlos al poco tiempo.

... y un consejo extra regalo de la casa

En la era de la telefonía móvil hay un nuevo factor esencial a tener en cuenta que algunos fabricantes no especifican: asegúrate de que los guantes incorporan elementos capacitivos al menos en la yema del índice y el pulgar. O dicho de otro modo, que puedas usar el móvil con ellos puestos.

No hace falta recordar que solo deberías usar el celular en parado y en lugar seguro, pero dicho esto, sabemos por experiencia que maldecirás esos guantes tan bonitos cada vez que tengas que quitártelos para contestar una llamada o escribir una dirección en el navegador

Y hasta aquí estos consejos básicos para pedirte o regalar una prenda esencial en el armario de todo motero. Ahora solo queda ojear catálogos y escoger aquellos guantes de moto que más te gusten. ¿A qué esperas?

Fuente: Las imágenes de Unsplash incorporan la atribución de autor en el título de cada una