Advertisement

2019 será un mal año para la venta de coches nuevos, especialmente diésel

 |  @davidvillarreal  | 

Si tuviéramos que definir cómo ha sido 2018 para la venta de coches nuevos deberíamos hablar de un año complicado, pero sobre todo extraño. Han sido varios los factores que han alterado el mercado. Las restricciones al tráfico, algunos pronunciamientos políticos, y la persecución que vive el diésel, ha conseguido que las ventas de coches con motor de gasóleo se desplomen. El mercado también se ha visto afectado por la incertidumbre, pero sobre todo por la entrada en vigor de un nuevo ciclo de homologación, el WLTP, que disparó las ventas en agosto, y ha hecho que estas retrocedan en los meses posteriores. Hasta noviembre, inclusive, el mercado creció un 8% con respecto al año anterior. Se espera que las matriculaciones de coches nuevos, a final de año, hayan crecido un 7%, hasta llegar a 1,3 millones de coches. ¿Pero qué sucederá el año que viene? Todo apunta a que 2019 será un mal año para la venta de coches nuevos, especialmente para los diésel.

2019 será un mal año para la venta de coches nuevos, especialmente diésel

FACONAUTO, patronal del sector, estima que la venta de coches nuevos se estancará o remitirá ligeramente, y que 2019 debería cerrar, de nuevo, en el entorno de los 1,3 millones de coches. El estancamiento se debería a que se espera que la venta de coches nuevos a particulares retroceda un 6%, de manera que sería el canal de empresas el que, con un leve crecimiento, conseguiría que las matriculaciones de coches nuevos se mantengan.

La patronal justifica sus previsiones por la influencia que pueda tener a corto plazo la Ley de Cambio Climático y Transición Energética, así como por la tendencia natural experimentada históricamente en los años electorales, como lo será 2019.

FACONAUTO pronostica un estancamiento, o leve caída, de las matriculaciones de coches nuevos en 2019, mientras la consultora MSI habla de un leve crecimiento, así como estima que las ventas de diésel seguirán cayendo

La caída del diésel no se detiene

También se espera que la fiscalidad al diésel y las restricciones al tráfico afecten al mercado, pero sobre todo a los coches con motores de gasóleo.

La consultora MSI estima que las ventas de diésel seguirán cayendo. 2018 cerrará con una caída del diésel en el entorno del 19,2%. En 2018, el diésel habrá supuesto alrededor de 1 de cada 3 coches nuevos vendidos en España. En 2019, el diésel aún podría retroceder otro 7%.

Si bien es cierto MSI presentaba estos días unas previsiones más optimistas que las de FACONAUTO, considerando que el mercado podría seguir creciendo en 2019, aunque muy levemente, alrededor del 0,9%.

Ver todos los comentarios 1
  • Javier Garcia

    Es una pena, cuando realmente se están haciendo las cosas bien, en referencia a los morores diesel donde las marcas ya no hacen trampas y están haciendo un esfuerzo real con la euro6d temp wltp, ahora están pagando los platos rotos del pasado. Realmente el problema es la flota antigua euro 3,4 y 5 no los nuevos disel

Advertisement