CERRAR
MENÚ
DiariomotorLogo Diariomotor
Tecnología

3 MIN

El Airspeeder Mk3 ya ha surcado los cielos: la F1 de los coches voladores, más cerca

Elena Sanz Bartolomé | 27 Jun 2021
Airspeeder Mk3 01
Airspeeder Mk3 01

Puede que ahora no te suene de nada, pero no tardaremos demasiado en verlo en los titulares. El Airspeeder Mk3 es el primer coche de carreras volador eléctrico del mundo y acaba de completar los primeros vuelos de prueba. Está, por lo tanto, listo para la carrera que tendrá lugar a finales de este año.

Con un morro prominente y la cabina ubicada en la parte posterior del aparato, se trata de un diseño que nos recuerda a los coches de los años cincuenta y está enfocado a obtener los mejores resultados aerodinánicos posibles. Está hecho de fibra de carbono, pesa 130 kilos y será capaz de alcanzar altitudes de casi 500 metros. Su potencia máxima será de 320 kW, podrá alcanzar hasta 200 km/h y pasará de 0 a 100 km/h en 2,8 segundos.

Paradas en boxes

Al tratarse de un vehículo eléctrico, el Airspeeder Mk3 tendrá una autonomía eléctrica que oscilará entre los diez y los quince minutos con una única carga. Puede parecer un tiempo breve, pero lo cierto es que estos coches voladores están diseñados para que las baterías se puedan cambiar fácilmente. Sí, en estas carreras habrá paradas en boxes como en la Fórmula 1: los equipos podrán cambiar las baterías en 20 segundos o menos.

Las primeras pruebas del Airspeeder Mk3 se han llevado a cabo sin un piloto dentro de la aeronave ya que se controló de forma remota. El escenario ha sido un lugar no revelado, pero ubicado en el desierto de Australia del Sur. Según la compañía, contaron con la supervisión de la Autoridad de Seguridad de la Aviación Civil (CASA) del país oceánico.

Alauda Aeronautics y Airspeeder

Todo comenzó en 2019 cuando el millonario australiano Matt Pearson fundó dos compañías: Alauda Aeronautics y Airspeeder. Su objetivo no era otro que crear la primera competición de coches voladores eléctricos. La primera de ellas tiene como misión desarrollar y fabricar las aeronaves mientras que la segunda dirigirá la serie de carreras EXA.

Las tres primeras citas tendrán lugar a finales de 2021 y en ellas participarán coches voladores sin pilotos ya que estarán dirigidos de forma remota. Sin embargo, Airspeeder está planeando una exhibición con tripulación a partir de 2022. No obstante, la diversión no es el único fin de la Fórmula 1 de los cielos. Sus metas van más allá ya que pretenden democratizar la tecnología eVTOL de aviación y aplicarlo tanto a la movilidad como al mundo de la medicina para, por ejemplo, el trasplante de órganos.

Fuente: Airspeeder