CERRAR
MENÚ
DiariomotorLogo Diariomotor
Motos

3 MIN

Almería: un paraíso para cualquier moto

Rafael López San Martín | 28 Jul 2021
Cabo De Gata
Cabo De Gata

Quien diga que por el sur de España no hay carreteras de curvas, se equivoca, además estrepitosamente. Son varios los paraísos moteros que podemos encontrar en el sur, pero hoy vamos a hablar de uno en particular. Almería.

En esta ocasión, en vez de planificar una ruta específica que pase por los sitios clave, voy a dar una serie de pueblos los cuales se encuentran en todo el meollo de sierrasespectaculares y zonas de ensueño.

Empezaré por la zona que es a mi entender, la más famosa de Almería para los moteros. Tabernas.

  • El desierto de Tabernas: Si ponemos el GPS con destino a este pueblo, veremos que según nos vayamos acercando, el paisaje que recorremos se convierte en una película western. Una vez allí, podemos visitar si queremos los estudios de cine donde se rodaban muchas películas de Hollywood. Fort Bravo por ejemplo, es muy interesante de visitar.

Si ya estamos pasando mucho calor en el desierto, lo cual es normal, muy cerca tenemos los siguientes pueblos que voy a mencionar, los cuales se encuentran en los Sistemas Béticos, y cuentan con carreteras que aparte de tener cientos de curvas espectaculares y unas vistas tremendas, gozan de muy buena altitud por lo que incluso en los días más calurosos del año podremos encontrar vientos algo más refrescantes. Algunos tramos de carretera superan los 2.000 metros de altitud y casi toda esta zona se encuentra a buena altitud.

  • Códbar
  • Bacares
  • Velefique
  • Olula de Castro
  • Escullar
  • Caniles

Otra zona que es un valor seguro para disfrutar de unas vistas tremendas es el Cabo de Gata. Si en vez de pararnos donde todo el mundo se para (en un parking justo donde se encuentra el faro), seguimos el camino que de ahí sale hasta el final, conseguiremos subir hasta la Torre de la Vela Blanca. Es un camino que aunque de primeras pueda echar para atrás a muchos por ser un camino y tener sus baches, para una moto desde luego no supone ningún reto. Así que no hace falta tener una Trail para llegar hasta ahí. Si tenéis  suerte hará viento y se estará muy a gusto.

Además de camino al Cabo de Gata pasamos por una recta enorme que va por la playa (aunque es de asfalto, los laterales donde se aparcan los coches son de arena suelta, todo un placer para quien quera quitarse el gusanillo de las dunas sin ir a Marruecos) las vistas también son muy bonitas.

Seguro que aún me dejo muchísimos sitios, si vosotros conocéis sitios que no haya mencionado y queréis compartirlos con los demás, ponedlos en los comentarios y gustoso los añadiré a las listas, y lo digo en plural porque aparte de añadirlos al artículo, los tendré pendientes de visita para la siguiente vez que baje de ruta a Almería.