CERRAR
MENÚ
DiariomotorLogo Diariomotor
Movilidad

3 MIN

La AP-II (Zaragoza-Barcelona) y otras tres autopistas levantan sus barreras el 1 de septiembre

Elena Sanz Bartolomé | 30 Ago 2021
Autopista 01
Autopista 01

Septiembre llega cargado de novedades en el mundo del motor más allá de la reforma de la Ley de Tráfico. El próximo miércoles, día 1, la AP-2 levantará sus barreras: el tramo que une Zaragoza con la costa de Tarragona y con Barcelona será gratis. Con este movimiento se liberalizará una de las autopistas más caras de España, pero no será la única. Tres más pasarán a ser gratis: parte de la AP-7, la C-32 y la C-33.

Todos aquellos que hemos veraneado en Salou y en otras localidades de la Costa Dorada recordamos algunos elementos que eran comunes a todos aquellos viajes: la ilusión de trasladar la vida cotidiana de la ciudad a la playa porque sabías que buena parte de tus amigos estaban allí, la emoción de atravesar el Meridiano de Greenwich… y las quejas de la persona que estaba al volante debido a los peajes. La AP-2 se convirtió en una clara alternativa a la N-II, que transcurre paralelamente aunque con más tráfico y mayor peligro: no en vano, en los últimos diez años se han registrado 709 accidentes y se han perdido 62 vidas.

15 céntimos por kilómetro

Cuatro décadas después (concretamente 44 años) se mantienen dos de los tres elementos comunes de esos viajes porque a partir del 1 de septiembre, la AP-II se liberaliza: desplazarse desde Alfajarín (Zaragoza) hasta El Vendrell (Tarragona) será gratis. Hablamos de una autopista gestionada por Abertis cuyo kilómetro tenía un precio, más o menos, 15 céntimos: los viajes entre Alfajarín y El Vendrell (215 kilómetros) costaban 20,65 euros, ir hasta Lérida suponía 13,55 euros mientras que viajar desde Zaragoza hasta Barcelona suponía un desembolso de 30,70 euros. Y todo esto sin incluir gastos como el combustible.

Tal y como informan desde el Ministerio de Transportes, a partir de septiembre será dos los cambios visibles para los conductores que se muevan por la AP-II: el previsible aumento de tráfico y la “pertinente señalización y balizamiento en las zonas donde había barreras para que los usuarios reduzcan la velocidad al pasar por ellas”. El mantenimiento, por su parte, estará garantizado. Así lo ha confirmado el MITMA y Abertis, que será la encargada de la seguridad y la conservación de la vía hasta el 30 de noviembre.

Más autopistas gratis: la AP-7, la C-32 y la C-33

La AP-II no levantará las barreras sola. A partir del 1 de septiembre, dos nuevos tramos de la Autopista del Mediterráneo (AP-7) se liberalizarán: serán los que unen Motmeló con El Papiol (Barcelona) y Tarragona con La Jonquera (Girona); recorrer los 245 kilómetros que separan estos puntos tenía un coste de 28,85 euros.

A ellos se unirán dos autopistas catalanas: la C-32, que conecta Barcelona y Lloret de Mar, así como la C-33 que hace lo propio con la Ciudad Condal y Montmeló. Ambas pasarán a ser gratuitas y su competencia pertenecerá a la Generalitat de Cataluña.