CERRAR
MENÚ
DiariomotorLogo Diariomotor
Legislación

4 MIN

Las autovías de pago ya tienen fecha en España: llegarán antes de que se acabe la actual legislatura

Elena Sanz Bartolomé | 24 Dic 2022
Autopista 02
Autopista 02

Cuando falta una semana y media para que termine 2022 y empiece 2023, muchos conductores se preguntan por las novedades que llegarán de la mano del nuevo año. Una de ellas podrían ser las autovías de pago: Isabel Pardo de Vera, Secretaria de Estado de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, ha asegurado que el sistema estará listo en los próximos meses… antes de que acabe la actual legislatura. Y las elecciones generales pueden celebrarse, como tarde, dentro de un año. Sí, las autovías de pago en España ya tienen fecha.

Isabel Pardo de Vera estuvo presente en un acto de Nueva Economía Fórum y Europa Press recogió sus declaraciones sobre las autovías de pago en España. La Secretaria de Estado de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana señaló que el proyecto estará listo en los próximos meses, antes de que acabe la legislatura: “Sería una vergüenza irme sin un modelo perfectamente determinado. En los próximos meses se dejará listo para que quien quiera ponerlo en marcha, lo haga. Y si me toca a mí, lo haré sin titubeos: el proyecto va a estar trabajado y podrá establecerse sin problemas”.

Último trimestre de 2023

Las próximas elecciones generales todavía no tienen fecha, pero, con el calendario político y la ley electoral en la mano, se celebrarán (como tarde) el 10 de diciembre de 2023. La citada norma establece que el mandato de las Cortes termina, justo, cuatro años después de las últimas elecciones: 10 de noviembre de 2019. La disolución de las cámaras se tiene que llevar a cabo 25 días antes (16 de octubre) y tienen que pasar 54 días entre la convocatoria y las elecciones. Así que las autovías de pago llegarían antes de estas fechas.

La Secretaria de Estado de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana ha declarado que las autovías de pago sólo se pondrán en marcha cuando la inflación se relaje y se resuelvan otros puntos que siguen aportando incertidumbre económica. Ha recordado, además, que este sistema es una obligación y un compromiso con Europa: “Es una exigencia procedente de Europa, que obliga a establecer fórmulas para mantener la seguridad en las carreteras. Los cambios van más allá y se centran en criterios de sostenibilidad, digitalización y electrificación”.

El mantenimiento de las carreteras

Isabel Pardo de Vera ha añadido que “es una adaptación a un modelo de sostenibilidad que integra la tecnología, la electrificación y la digitalización para favorecer la seguridad vial, la progresividad y la cohesión territorial”. Y ha recordado: “Hay que buscar soluciones a la falta de mantenimiento de las infraestructuras que ha habido durante demasiados años”. Hablamos de un agujero (nunca mejor dicho) que ya alcanza los 8.000 millones de euros.

Aunque los Presupuestos Generales del Estado han destinado, en 2022, 1.400 millones de euros para el mantenimiento de estas infraestructuras, se trata de una cifra “insuficiente” y por ello, buscan una fuente extra y directa de ingresos.

En su momento, la Secretaria de Infraestructuras, Movilidad y Agenda Urbana habló de “pago por uso” como fórmula para las autovías de pago. De ser este el sistema elegido, hablaríamos de un peaje blando como el que existe en Portugal: los conductores pagarían en función del número de kilómetros que recorran. Tal y como apuntó la Cadena SER, el Ejecutivo estaría valorando una tarifa de un céntimo por kilómetro para las vías de alta capacidad del Estado. Una cifra que ya figuraría en el borrador legal que contiene esta medida.

La otra propuesta sería los peajes viñeta que ya existen en algunos países de Europa: una tarifa plana anual que tendrían que pagar todos los conductores para poder circular por estas vías.El Economista citó a fuentes cercanas al grupo de trabajo del Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana para desvelar que estarían diseñando un sistema de tarificación para el que se habría planteado un precio de unos 80 euros anuales para los turismos.

El ejemplo del País Vasco

La primera comunidad autónoma que ha establecido las autovías por pago ha sido el País Vasco. Desde principios de 2022, los peajes de la A-636 (conocida como la autovía de Deskarga) ya están en funcionamiento. El recorrido íntegro de 15,5 kilómetros cuesta 2,53 euros a turismos y vehículos ligeros, 4,11 euros a camiones ligeros y 5,15 euros a camiones de más de doce toneladas. Las motocicletas están exentas.

Existe, además, un máximo mensual de 34,47 euros: si se hace un uso intensivo de esta autovía y un conductor llega a esa cantidad, no le seguirán cobrando. Y para estos conductores que llevan a cabo un elevado número de viajes existirán descuentos del 25%, 55% y 75%.